sábado, 29 de julio de 2017

LA CARGA DE LOS TRES REYES




Los americanos tienen El Álamo, Gettysburg.
Los franceses Alesia.
Los judíos, Masada.
Los griegos, el Paso de las Termopilas.
Los alemanes, los bosques de Teutoburgo.
Los ingleses, Trafalgar.
Los portugueses, Aljubarrota.
Los rusos, Stalingrado.
Hasta los zulúes tienen algo… Insaldwana.
Y los españoles, debido a los traidores por un lado y los cobardes por otro, no tenemos…
Las Navas de Tolosa, por insidiosa.
La Batalla del Ebro, por fascista.
Lepanto, por intolerante.
Tenochtitlán, por genocida.
Bailén, por retrógrado.
Amberes, Breda, Northlinghen, por no herir sensibilidades.
Villaviciosa, por no plural.
¿Sigo?
Y un montón de ineptos, embusteros, interesados, desgraciados, chusma, incultos, maricomplejines,… traidores y cobardes (insisto) que han dirigido, dirigen y dirigirán las mentes… de los que se dejen, de esta gran nación que es España.
Cuando paso cerca de Despeñaperros (sitio donde se despeñaron miles de perros invasores e impositores de sus ideas (políticas, religiosas, filosóficas, … .), siempre salgo despotricando que no haya nada allí para conmemorar algo tan importante, tan épico, tan cristiano.
He estado en Normandía, y estuvimos cuatro días viendo museos, cementerios, edificios históricos de la batalla de Normandía, en Estados Unidos de cualquier escaramuza sin importancia hacen un centro histórico con museo incluido, y aquí tenemos el 800 aniversario de lo que considero la batalla más importante de la historia de Europa (o sea del mundo) y no hacemos nada.
….Ya ni siquiera se estudia en los colegios, creo. Moros y cristianos degollándose, nada menos. Carnicería sangrienta. Ese medioevo fascista, etcétera. Pero es posible que, gracias a aquello,… mi hija no lleve hoy velo cuando sale a la calle.
Ocurrió hace casi ocho siglos justos, cuando tres reyes españoles dieron, hombro con hombro, una carga de caballería que cambió la historia de Europa. El próximo 16 de julio se cumple el 798 aniversario de aquel lunes del año 1212 en que el ejército almohade del Miramamolín Al Nasir, un ultra radical islámico que había jurado plantar la media luna en Roma, fue destrozado por los cristianos cerca de Despeñaperros.
Tras proclamar la yihad -seguro que el término les suena- contra los infieles, Al Nasir había cruzado con su ejército el estrecho de Gibraltar, resuelto a reconquistar para el Islam la España cristiana e invadir una Europa -también esto les suena, imagino debilitada e indecisa.
Los paró un rey castellano, Alfonso VIII. Consciente de que en España al enemigo pocas veces lo tienes enfrente, hizo que el papa de Roma proclamase aquello cruzada contra los sarracenos, para evitar que, mientras guerreaba contra el moro, los reyes de Navarra y de León, adversarios suyos, le jugaran la del chino, atacándolo por la espalda.
Resumiendo mucho la cosa, diremos que Alfonso de Castilla consiguió reunir en el campo de batalla a unos 27.000 hombres, entre los que se contaban algunos voluntarios extranjeros, sobre todo franceses, y los duros monjes soldados de las órdenes militares españolas. Núcleo principal eran las milicias concejiles castellanas -tropas populares, para entendernos- y 8.500 catalanes y aragoneses traídos por el rey Pedro II de Aragón; que, como gentil caballero que era, acudió a socorrer a su vecino y colega. A última hora, a regañadientes y por no quedar mal, Sancho VII de Navarra se presentó con una reducida peña de doscientos jinetes -Alfonso IX de León se quedó en casa-.
Por su parte, Al Nasir alineó casi 60.000 guerreros entre soldados norteafricanos, tropas andalusíes y un nutrido contingente de voluntarios fanáticos de poco valor militar y escasa disciplina: chusma a la que el rey moro, resuelto a facilitar su viaje al anhelado paraíso de las huríes, colocó en primera fila para que se comiera el primer marrón, haciendo allí de carne de lanza.
La escabechina, muy propia de aquel tiempo feroz, hizo época. En el cerro de los Olivares, cerca de Santa Elena, los cristianos dieron el asalto ladera arriba bajo una lluvia de flechas de los temibles arcos almohades, intentando alcanzar el palenque fortificado donde Al Nasir, que sentado sobre un escudo leía el Corán, o hacía el paripé de leerlo -imagino que tendría otras cosas en la cabeza-, había plantado su famosa tienda roja. La vanguardia cristiana, mandada por el vasco Diego López de Haro, con jinetes e infantes castellanos, aragoneses y navarros, deshizo la primera línea enemiga y quedó frenada en sangriento combate con la segunda.
Milicias como la de Madrid fueron casi aniquiladas tras luchar igual que leones de la Metro Goldwyn Mayer. Atacó entonces la segunda oleada, con los veteranos caballeros de las órdenes militares como núcleo duro, sin lograr romper tampoco la resistencia moruna. La situación empezaba a ser crítica para los nuestros -porque sintiéndolo mucho, señor presidente, allí los cristianos eran los nuestros-; que, imposibilitados de maniobrar, ya no peleaban por la victoria, sino por la vida.
Junto a López de Haro, a quien sólo quedaban cuarenta jinetes de sus quinientos, los caballeros templarios, calatravos y santiaguistas, revueltos con amigos y enemigos, se batían como gato panza arriba. Fue entonces cuando Alfonso VIII, visto el panorama, desenvainó la espada, hizo ondear su pendón, se puso al frente de la línea de reserva, tragó saliva y volviéndose al arzobispo Jiménez de Rada gritó: «Aquí, señor obispo, morimos todos». Luego, picando espuelas, cabalgó hacia el enemigo. Los reyes de Aragón y de Navarra, viendo a su colega, hicieron lo mismo. Con vergüenza torera y un par de huevos, ondearon sus pendones y fueron a la carga espada en mano.
El resto es Historia: tres reyes españoles cabalgando juntos por las lomas de Las Navas, con la exhausta infantería gritando de entusiasmo mientras abría sus filas para dejarles paso. Y el combate final en torno al palenque, con la huida de Al Nasir, el degüello y la victoria.
¿Imaginan la película?… ¿Imaginan ese material en manos de ingleses, o norteamericanos?.. Supongo que sí. Pero tengan la certeza de que, en este país imbécil, acomplejado de sí mismo, gobernado por políticos aún más imbéciles carentes de toda identidad… no la rodará ninguna televisión, ni la subvencionará jamás ningún ministerio de Educación, ni de Cultura, porque aquí no habría despelote ni mariconeo, sino gente real que por amar a su tierra luchaban a morir.
¡Ojo! ¡Importante!
Tardamos 8 SIGLOS, o sea, ¡¡800 AÑOS!! en echarles de la península, nuestra tierra! Fue por nuestra desunión, porque España la formaban distintos reinos y no uno solo. Combatíamos entre nosotros -como ahora con las 17 autonomías innecesarias- y no tuvimos un solo Rey, una sola nación, un único mando militar para expulsarles, de eso se aprovecharon durante ¡8 siglos! y ellos, los de la media luna sí que lo recuerdan, por eso se aprovechan, de nuestra actual desunión, para una segunda invasión silenciosa… bajo la permisividad de políticos de bajo perfil, acomplejados, miedosos de llamar a las cosas por su nombre…, nada que ver con aquellos valerosos guerreros cristianos que combatieron y derramaron su sangre ¡para…. nada!
Ellos recuerdan nuestra desunión, la misma que tenemos ahora y que muchos políticos fomentan. Y ellos lo saben… y de paso, se frotan las manos, se ríen y se aprovechan para su segunda invasión…
Nosotros hemos olvidado la historia, pero ellos no…. mal asunto.
Durante mucho tiempo fui todo lo que pude… ahora soy todo lo que quiero.

Arturo Pérez Reverte (12 de julio de 2010)



Hace ya 7 años Arturo Pérez Reverte conmemoraba de esta manera el aniversario del triunfo hispano sobre el mundo musulmán en la épica batalla de Las Navas de Tolosa, el lunes 16 de julio de 1212, hace ahora 805 años.

El final del siglo XII y principios del XIII, marcan un cambio importante en la invasión y posterior dominio árabe de la España cristiana (Hispania o reinos hispanos si somos escrupulosos o gilipollas), heredera de los valores romanos-cristianos que, aun hoy, están presentes en nuestra cultura, a pesar de las reivindicaciones islamitas (y seguidores nacionalistas/izquierdistas), en las que predican derechos inexistentes como si, antes de la invasión, no existiese una sociedad y cultura propia en el centro-sur peninsular.

Es verdad que el rey de León, Alfonso IX, primo y enemigo secular del castellano Alfonso VIII, no acudió a Las Navas, pero si permitió que caballeros leoneses estuvieran presentes en la batalla. La disputa entre ambos monarcas venía de lejos. Alfonso VIII de Castilla, al que algunos consideran un mediocre guerrero, se había aprovechado en su momento de la inestabilidad política que produjo la sucesión del reino leonés, destruyendo la mayor parte de las defensas fronterizas leonesas lo que motivó serias disputas entre los dos reinos.

Pero también es verdad, que en 1195 el rey leonés se encontraba con su ejército muy cerca de Alarcos, cuando el arrogante Alfonso VIII decidió atacar a los almohades sin esperar la llegada o la intervención de Alfonso IX, confirmando, de alguna manera, la soberbia y mediocridad guerrera del rey castellano.

En una próxima entrada, teniendo como centro la derrota castellana de Alarcos, se tratarán las relaciones del Reino de León con Castilla y con la importante expansión de los almohades que llegaron a dominar una gran parte del Magreb y del Al-Ándalus: de Marrakech a Trípoli, de Sevilla a Valencia.


- Batalla de las Navas de Tolosa. Francisco de Paula Van Halen.
- Pendón de Las Navas. Monasterio de las Huelgas.
- Video: La batalla de las Navas de Tolosa. Pasajes de la Historia (La Rosa de los Vientos). raulvz.

martes, 25 de julio de 2017

REGIMIENTO CABALLERIA ALMANSA nº 5

1200px-Emblem_of_the_Former_Cavalry_Regiment_Almansa.svg


El 20 de julio de 1846 se nombró al Apóstol Santiago patrón del Arma de Caballería, cuya designación fue posteriormente ratificada el 20 de julio de 1892. Hoy día de Santiago, Patrón del España y de la Caballería Española, un pequeño homenaje al Regimiento de Caballería Almansa Nº 5 que estuvo instalado durante casi 30 años en la ciudad de León, de 1965 a 1994, y por el que pasamos muchos leoneses: 
“Almansa avanza, avanza y nadie le alcanza”.


Su resumida pero gran historia es esta:
Tercio de Hartmann
El 12 de enero de 1676 se levantó en los Países Bajos un tercio de dragones borgoñones por patente concedida a Niklaus Hartmann para participar en la guerra de Holanda. 
El mando pasó al año siguiente a Vandewin Vanderpit y en 1684 a Theodore de Valanzart, con quien participó en la guerra de la Liga de Augsburgo. 

Regimiento Valanzart

Por las ordenanzas de Flandes de 13 de abril de 1701, redactadas por el marqués de Bedmar, gobernador general de los Países Bajos, adoptó el pie de regimiento, de acuerdo con la orgánica francesa. 

Participó en la guerra de Sucesión Española al mando de Domenico de Acquaviva y Aragona, duque de Atri y vino a España en 1710 tras la evacuación de los Países Bajos, al mando de Jean François Brouchoven. En 1715 sucedió en Bartolomé Bossely. 

Regimiento Batavia
En 1718 recibió el nombre perpetuo de Regimiento de Dragones Batavia, con el que participó en la guerra de la Cuádruple Alianza. 
En 1731 se trasladó a la Toscana, donde sirvió de guardia personal al infante don Carlos. 
En 1733 intervino en la guerra de Sucesión Polaca. 

dRAGON r aLMASA
Regimiento Almansa (I)
El 8 de octubre de 1734 se levantó en Manresa el Regimiento Dragones de Almansa. 
Al año siguiente se embarcó hacia Argelia para participar en la primera guerra Borbón-Otomana. 
Regresó a España en 1741, para reembarcarse al año siguiente hacia Cuba, donde tomó parte en la guerra del Asiento. 
En 1748 absorbió a los restos del Regimiento Dragones de Itálica. 
Al término de la campaña quedó igualmente tan maltrecho que fue disuelto en 1749, repartiéndose sus supervivientes entre las siguientes unidades: 
Regimiento Dragones de la Reina. 
Regimiento Dragones de Belgica. 
Regimiento Dragones de Lusitania. 

Regimiento Almansa (II)
En virtud de la RO de 20 de septiembre de 1765, el anterior Regimiento Batavia cambió su nombre por el Almansa, siguiendo la moda de sustituir los nombres vinculados a las antiguas posesiones de los Habsburgo por batallas triunfantes de los Borbones. 
Participó en la guerra de la I Coalición, guerra de las Naranjas, guerra de la IV Coalición y guerra de Independencia Española. 
En el año 1808 se denominaba Regimiento de Almansa, n.3.º de Dragones, estando formado por 35 jefes y oficiales, 598 de tropa y 479 caballos. Estaba destinado en la División del Norte al mando del Marqués de La Romana. Tras su fuga de Dinamarca (ver: http://www.fonsado.com/2008/09/expedicin-militar-espaola-dinamarca.html), se incorporó al Ejército de Galicia y posteriormente al de Extremadura.
Entre 1812 y 1814 envió un escuadrón a guarnecer la isla de Malta frente a Napoleón, encuadrándose en el ejército expedicionario británico. 
Fue el único regimiento del Ejército español que sobrevivió a la disolución decretada por Fernando VII el 15 de noviembre de 1823, honor que le fue conferido por haber servido de escolta al monarca en su huida desde Madrid a Cádiz. 

Regimiento Castilla
Por el RD de 1 de mayo de 1824 tomó el nombre de Regimiento de Caballería Castilla, 1º de Ligeros, con el que participó en la primera guerra Carlista. 

Regimiento Almansa (III)
Por el RD de 3 de agosto de 1841, la denominación de Almansa pasó al Regimiento de Caballería Cataluña, 6º de Ligeros. 
En 1844 esta unidad recibió el nombre de Calatrava. 

Regimiento Almansa (IV)
UNIFORME-REGIMIENTO-ALMANSA
Por RD de 18 de mayo de 1844 el antiguo Regimiento Castilla recuperó su anterior denominación de Almansa, con la que participó en la tercera guerra Carlista. 
En 1859 pasó al instituto de cazadores. Posteriormente intervino en diversos pronunciamientos revolucionarios encuadrado en el instituto de lanceros. 
En 1895 aportó un escuadrón expedicionario al Ejército de Ultramar para intervenir en la guerra de Independencia Cubana. 
En 1899 fue destinado a la guarnición de Pamplona, desde la que envió algunos escuadrones a la guerra del Rif. 

Disolución
Por la reforma Azaña de 25 de mayo de 1931 se fusionó con el Regimiento Cazadores de Alfonso XIII para constituir en Vitoria el Regimiento Cazadores de Caballería n.º 6. 
En 1935 esta unidad recibió la denominación de Regimiento Cazadores de Numancia, con la que combatió en la guerra Civil Española. 

Regimiento Almansa (V)
El 18 de abril de 1940 se creó en Aranjuez el Regimiento Mecanizado n.º 5 de la División de Caballería. 
Por el Decreto de 21 de diciembre de 1943 recibió la denominación de Regimiento Dragones de Almansa n.º 5 y el historial del Regimiento Cazadores de Alfonso XIII para su custodia. 
En 1965 se transformó en regimiento acorazado, se integró en la Brigada de Caballería Jarama y se trasladó a León. Mientras el grueso de la unidad se ubicaba en el Acuartelamiento San Marcelo, los carros y vehículos mecanizados se trasladaron al destacamento del Ferral de Bernesga. 
En 1986 adoptó la orgánica de un regimiento ligero acorazado.






Disolución
Por OM 84/1994 de 5 de septiembre, que publica una resolución del Consejo de Ministros del mes anterior conocida como plan NORTE, se integró en las Fuerzas Movilizables de Defensa. En consecuencia, fue trasladado a Valladolid y transformado en un núcleo de control de material, con la plantilla de personal en cuadro y el material deshumectado. 
Fue disuelto oficialmente el 14 de noviembre de 2002 junto al resto de la Brigada de Caballería Jarama. Su historial fue recogido por el Regimiento de Caballería Farnesio. 

Grupo Almansa
El 15 de octubre de 2015 se segregó el 1º Escuadrón al Regimiento de Caballería Farnesio y se trasladó a Cerro Muriano (Córdoba) para constituir el Grupo de Caballería Acorazado Almansa II del Regimiento Acorazado Córdoba n.º 10, subordinado a la Brigada Guzmán el Bueno X.

SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA!

- Escudo del RCLAC ALMANSA n º5
- Video: Himno de Caballeria (Marchas Militares Españolas)
- Regimiento de Dragones Almansa.
- Cuartel de Almansa. Carros M41, M47 y TOAS.