jueves, 11 de diciembre de 2014

Porque 50 años … no es nada

ASPRONA-LEÓN: Celebrando los 5o años ....


asprona







sábado, 29 de noviembre de 2014

Paestum: rosas, arte y vida

Paestum

Ante la posibilidad de un viaje al centro de la península italiana, no se puede obviar la visita al parque arqueológico de Paestum, que, sorprendentemente, es un oasis inesperado ante la aglomeración de turistas que pueblan la mayoría de las ciudades y monumentos de Italia. En Paestum se puede disfrutar todavía de la tranquilidad y el sosiego en un recinto arqueológico espacioso, equilibrado y al aire libre, que se asoma a la luz del Mediterráneo en el golfo de Salerno.

barco-colonosLa ciudad tiene su origen en la colonia griega-aquea de Síbaris, en la región de Calabria, en el sur de Italia. Esta ciudad, conocida por sus exquisitos y lujosos gustos, buscó extender sus dominios por territorios más fértiles. Navegando hacia el norte llegaron en el siglo VII aC. hasta el estuario del Sele, frontera natural con el mundo etrusco-campano situado al norte, donde fundaron un asentamiento al que dotaron de un importante foso y una muralla caliza de cinco kilómetros de perímetro: Poseidonia, en honor al dios griego del mar.

Para quienes prefieran la mitología a la realidad, la nueva colonia tuvo su origen en la llegada a la desembocadura del río Sele, en el golfo de Salerno, de la nave del mítico Jasón y sus Argonautas tras conseguir el Vellocino de Oro, estableciéndose en el lugar al que denominaron Poseidonia. Allí levantaron el primer templo, hoy desaparecido, dedicado a la diosa de Argos: Hera Argiva. El Vellocino de oro, conseguido por los héroes griegos, era la zalea o vellón que perteneciente al carnero alado llamado Crisómalo, hijo de Poseidón y Teófane. Su posesión representaba la idea de realeza y legitimidad.

el vellocino de oro de Herbert James

Sea como fuere, la ciudad de origen griego fue ocupada por los nativos lucanos hacia el año 400 que se mantuvieron en ella hasta la conquista romana en el s. III aC. Poseidonia, conocida como “la pequeña Atenas”, fue rebautizada como Paestum, pero no perdió la belleza constructiva y atemporal de la Grecia clásica, ya que los romanos, lo mismo que habían  hecho los lucanos, conservaron sus bellos templos y se limitaron a completar su urbanismo con edificios civiles. Los nuevos conquistadores demostraron ser mucho más capacitados y fuertes en lo cotidiano, militar y político, pero los griegos les enseñaron lo más importante y duradero: la belleza.

Tras la caída del Imperio, la ciudad, con el tiempo, acabó siendo abandonada y olvidada. Fue en el siglo XVII, cuando Carlos VII de Nápoles, más tarde Carlos III de España, ordenó la construcción de una carretera costera para unir el sur de la península con Nápoles, cuando salieron a la luz los restos de la antigua Poseidonia, cubierta por la maleza durante más de 1000 años. En aquel momento se comprobó que la ciudad mantenía en pie el espíritu de la Grecia clásica que había cautivado al Imperio Romano, y que, tras el descubrimiento, enamoró también a los grandes viajeros románticos.

rIVALES-INCOSCIENTES_thumb1

Paestum fue en su momento un importante centro comercial, artístico y cultural, como demuestra la tradición que sitúa en el s. VI aC. al matemático y filósofo griego Pitágoras, como residente y ejerciendo como pedagogo en la ciudad. AsimMural-de-la-Casa-del-Bracciale-dOro-ismo, durante la dominación romana, era conocida en todo el Imperio gracias a la atracción y belleza de sus rosas. Poetas como el gran Virgilio, enamorados del lugar, cantaron al aroma de las rosas que envolvía Paestum y sus alrededores.

La “rosa de Paestum” era conocida y codiciada por su olor embriagador, su tamaño, su intenso color rosa-púrpurROSA-pAESTUM_thumb2a y su alta capacidad de floración. Dos veces al año florecía gracias a una particular técnica que practicaban ancestralmente los habitantes de la ciudad, utilizando expertos y específicos injertos y exclusivos métodos de cultivo, en los que los tallos de los rosales eran sustentados y anclados con ligeras cañas, como atestigua un fresco de la Casa del Brazalete de Oro en Pompeya. La superficie que ocupaban las plantaciones de rosales se encontraba totalmente teñida drosa-paestum-374x200e púrpura, a semejanza de un manto real. Plinio alababa estos cultivos, describiendo estas rosas como “abundantes, perfumadas, bíferas y de cien pétalos”.

La llegada de los romanos a Paestum mantuvo y perfeccionó su cultivo, creciendo la demanda del cultivo que se exportaban hacia toda Italia, pero sobre todo a Roma, sobre todo en la fiesta de Vinalis, que se celebraba en mayo. Las primeras rosas de la primavera se ofrecían a Venus (Afrodita) en coronas entrelazadas con ramas de mirto, planta que, según la leyenda, utilizaba la diosa para cubrir sus partes íntimas.

adonis-51_thumb2

Para los griegos, la rosa era la flor de Afrodita. La mitología cuenta cómo la diosa, en su carrera hacia el moribundo Adonis, se pinchó con un macizo de rosas. Su sangre cayó sobre los pétalos, coloreándolos de púrpura para la eternidad.

El pasado año, tras varios estudios paleobotánicos, se injertaron en unos cuantos arriates alrededor del perímetro de los templos de Apolo y Hera de Paestum, algunos arbustos de rosas tratando de conseguir la misma flor que fue cantada por Virgilio en sus Geórgicas. En el pasado mes de abril han comenzado a florecer y quién sabe si, con el tiempo, volverán a inundar con su aroma toda la zona.

Sir-Edward-Poynter-1836-1919.-A-visi[1]

De los tres espléndidos santuarios de origen griego que allí se encuentran, el más septentrional es el templo de Atenea, conocido también como templo de Ceres, levantado sobre un pequeño montículo a finales del s. VI aC. Es el segundo construido, realizado en piedra caliza sobre un basamento con una gradería (crepidoma) de tres escalones. La plataforma pétrea (stilobato) servía de base para una imponente columnata con seis columnas sin basas en los lados cortos (hexástilo) y trece en los laterales, que soportan capiteles dóricos. En el centro la cella o naos que preservaba la imagen del dios. El arquitrabe, sobre las columnas, en origen estaba revestido de estuco policromado.

20140929_154528

Hay que señalar que el destino de los templos en la antigua Grecia no era el culto. Su función era simplemente alojar las imágenes del dios al que estaba dedicadoAtenea, ya que el culto y los posibles sacrificios y oraciones se celebraban en los altares que se levantaban en el exterior. Los templos se orientaban al este, al nacimiento de la luz, que se asocia con el nacimiento, con la vida. Pero también la orientación al este tenía una razón funcional: al amanecer entraba la luz directamente hacia la estancia donde se encontraba la representación del dios.

El templo de Atenea de Paestum mantiene todavía su elegantísima estructura caracterizada por el admirable equilibrio entre planta y alzado. Los templos dóricos aunque son construcciones robustas, guardan proporciones perfectas, armónicas.

Caminando hacia el sur por la calzada central, que mantiene en algunos tramos su enlosado original, recorremos el trazado de parte de la ciudad observando muchas de las construcciones civiles más interesantes de la ciudad greco-romana, como el ágora, el ekklesiasterion o asamblea de los ciudadanos, el heroon, edificio consagrado al culto de un héroe, el aerarium, el comitium, el foro, el santuario a la Fortuna Virilis, la curia, el anfiteatro, etc.

20140929_162457 2

A unos trescientos metros y orientado también al este, se encuentra el santuario más reciente y mejor conservado del conjunto: el templo de Apolo, conocido como templo de Poseidón o Neptuno. Edificado en travertino a mediados del s. V aC., constituye unos de los ejemplos más perfectos de arquitectura dórica.
20140929_161704
La planta está formada por la cella dividida en su interior por dos columnatas, como se observa en el plano. El exterior consta de seis columnas en los frentes y catorce en los laterales, colocadas sin base, directamente sobre el stilobato: por lo que estamos ante un templo períptero y hexástilo. De nueve metros de altura, las columnas se estrechan ligeramente en la parte superior; su importante acanaladura, ayuda a adelgazar su perfil y crean impresionantes juegos de luces y sombras, dando a las mismas Apolouna corporeidad propia que imita los pliegues de la tela. Se levanta sobre tres grandes escalones (crepidoma), que necesitan en el frente peldaños más pequeños para poder ascender a él.

Resulta extraordinario poder contemplar esta obra magnífica edificada hace más de 2500 años. Disfrutamos rodeándolo y admirando su estructura muda y desnuda, ahora sin tallas en frisos, metopas o triglifos, ni la policromía perdida, que ahora nos resultaría incomprensible desde nuestra actual visión de la estética. Esta desnudez le confiere una belleza serena, solemne, que se acopla plenamente con el silencio y sosiego del lugar.

IMGP0169

A escasos metros del santuario de Apolo, el templo de Hera, conocido como la “basílica”. Esta denominación posiblemente proceda de la ausencia de frontón, que pudo hacer pensar en un uso civil y no religioso. Se trata de un edificio singular, eneásilo de orden dórico, con dieciocho columnaHeras en los laterales; es el más grande de todos y el primero que se construye, a mediados del s. VI aC. Está dispuesto, como el resto, sobre tres gradas o crepidoma y solo se conserva la columnata perimetral y el arquitrabe.

La arquitectura religiosa griega estaba vinculada a la contemplación del edificio. Los arquitectos griegos trataban de integrarlo en un ambiente determinado, teniendo en cuenta las construcciones circundantes y la topografía de su emplazamiento.

Con el fin de resaltar su armonía, los constructores fueron introduciendo con el tiempo ciertas correcciones ópticas que determinarían finalmente la estructura final del santuario, como la éntasis que consistía en ensanchar la columna en su parte central, lo que aportaba cierta sensación de flexibilidad a la rigidez de la construcción. Otra de las correcciones causadas por efectos ópticos, debido al exceso de luz, sería la ligera curvatura del entablamento que así daría la impresión contraria, es decir, de línea recta. Las columnas en los extremos se ensancharán para que éstas no parezcan más pequeñas que las demás y todas se vean del mismo tamaño.

No advertimos, por supuesto, la fragancia que hace 2000 años brotaba de los inmensos plantíos de rosales, pero sí logramos notar y disfrutar de la idílica atmósfera que envuelve el lugar con sus grandiosos templos griegos, que hace de Paestum un espacio mágico e inolvidable, no comparable con la fastuosidad y grandeza de la Acrópolis de Atenas, pero sí una verdadera e inesperada sorpresa para los sentidos.

Pintura Paestum

Pero la belleza Paestum no está solo en su arquitectura. Paestum tiene al menos otros dos argumentos capaces de robar el corazón a cualquiera; los dos arcaicos y misteriosos, envueltos en esa nebulosa entre la arqueología y la mística de lo mitológico. Ambos se encuentran en el espléndido Museo de Paestum, en donde se expone y reconstru20140929_170135ye la identidad de la ciudad antigua, y las largas y continuas metamorfosis del área arqueológica a través de los restos encontrados en el curso de los años en templos, viviendas, necrópolis y edificios públicos.

Uno de estos argumentos es la magnífica colección de vasos con figuras rojas realizadas entre finales del V y principios del s. III aC., en cuya confección sobresalen dos artesanos que trabajaron en la ciudad y firmaron sus obras: Python y, sobre todo, Assteas, el más famosos ceramista de Paestum, del que se conservan vasos en los museos más destacados del mundo, entre ellos nuestro Arqueológico Nacional.

rAPTO eUROPA
Los que se conservan en el Museo de Paestum son dos auténticas obras de arte: la hidria con el Mito de Belerofonte y la exquisita crátera con el Rapto de Europa, devuelta recientemente al patrimonio italiano desde EE.UU.

Otro testimonio de la riqueza arqueológica de Paestum son las pinturas, prácticamente intactas desde hace 2500 años, que se encontraron en el interior de los sarcófagos pétreos de las necrópolis de sus alrededores, y cuya semejanza con las figuras de la cerámica griega de la época clásica es enorme. Estas representaciones pictóricas son un claro ejemplo de las primeras tentativas de libertad en la pintura, a la par que nos adentran en las costumbres y en los ritos helénicos sobre la vida y la muerte.

4580120273_9cfb45556fEn el verano de 1968 se descubrieron las primeras pinturas en una necrópolis cercana a la ciudad, en un estado de conservación casi perfecto. En 1969 aparecieron otras tumbas que, adornadas con numerosos frescos ya realizados por artistas lucanos, mostraban el mismo estilo griego o con evidente influencia de éste.

Estos sarcófagos pétreos, con sus más de 150 losas pintadas en estilo griego o lucano-griego, poseen, la mayoría, unas medidas aproximadas de 1,80 m. de largo por 60 centímetros de ancho. Conviene destacar uno de estos sarcófagos por su belleza y originalidad, del que hemos podido disfrutar y admirar en el pequeño pero espléndido Museo, en el que se haya expuesto.

Se trataba de una tumba en forma de cista, tipo de inhumación que consiste en cuatro losas laterales semienterradas en el terreno y una quinta que hace de cubierta, con unas dimensiones de 215 x 100 x 80 cm. Está decorada en su interior, tanto las lajas pétreas de los cuatro laterales como la que hace de tapa. Las losas, finamente unidas por yeso, se han desmontado para ser expuestas en el  Museo, mostrando unas bellas figuras, pintadas al fresco, que mantienen una gama cromática muy limitada, pero que recuerda, en lo concerniente a la técnica e incluso a la temática, el estilo de las tumbas etruscas coetáneas que, sin embargo, eran mucho más espaciosas y, en algún caso, contaban con varias estancias.

IMGP0183

En las dos paredes longitudinales de este sarcófago se nos ofrece una doble escena de banquete fúnebre ¿? realizada en rojo/ocre, negro, amarillo y azul, en la que se muestran diez comensales con el torso desnudo, algunos barbados, y todos coronados de laurel. Se apoyan sobre un codo mientras se entregan al recreo de la música, el canto y el vino, mientras conversan, juegan al kottabos (diversión antigua consistente en transvasar en forma acrobática los restos de vino de los kylix), o intercambian caricias amorosas.

20140929_165653

Todos son hombres, naturalmente, ya que en la cultura griega estaba vetado a la mujer el acceso a este tipo de reuniones, apreciándose distintas edades por la hirsutez de la barba. Como hemos señalado, son cinco hombres por laja que se distribuyen en un total de seis triclinii, de forma que ocho están emparejados y comparten solamente uno. 


Al menos una de las parejas parecen ser amantes, al mostrar una actitud amorosa. Se mantiene el canon clásico y conocido en lo referente a la homosexualidad admitida en la Grecia antigua, según el cual debe de existir una diferencia de edades suficiente entre ellos. En este caso el adolescente lampiño, que aporta el instrumento de cuerda, cumple el rol de erómeno y el hombre barbado cumple el rol de erastés.


Amantes
En las losas de los extremos, más estrechas, se observa un desfile encabezado por una niño flautista que parece preceder el cortejo fúnebre del difunto ¿?, mientras en la otra, se muestra un posible escanciador ¿?, junto a una enorme crátera.

La escena más insólita y fantástica es la de la cara interna de la lápida que sirve de tapa al sepulcro. Un joven se lanza elegantemente al agua desde un frágil pilar, recortándose su figura sobre el cielo que corona un sencillo paisaje costero sugerido con sorprendente economía de medios: una pequeña colina en el horizonte y dos árboles estilizados. 

La figura da nombre al sepulcro, que es conocido como “tumba del tuffatore“ (el que se zambulle). La tumba está datada en el 470 aC., en la época en la que ciudad se denominaba todavía Poseidonia, y aun no habían bajado de las montañas circundantes los belicosos lucanos que conquistaron unos años después la metrópoli griega.

20140929_165743

Hay acuerdo general en afirmar que esta última imagen es una escena simbólica, y que el salto no puede ser interpretado como una situación real, sino que se trata de una figura alegórica, en la que la “zambullida” representa el pasaje de la vida a la muerte.

Observando la admirable escena, no he compartido ese simbolismo fúnebre que afirman la mayoría. He disfrutado de una obra sencilla, delicada, exquisita. Una obra que habla, desde la lejanía histórica, del placer, de las delicias que ofrece la vida, del goce y la felicidad que supone disfrutar de las pequeñas cosas. Después de 2500 años y a pesar de los malos momentos, aún se mantiene y perdura en las sociedades mediterráneas occidentales, el deseo de disfrutar del ocio, de la música, de los juegos, del vino, ...; entretenerse y divertirse con las reuniones y tertulias, la persecución de la amistad como compañera de viaje y cómplice en la búsqueda del placer y la felicidad.

La civilización griega cedió estas ideas de arte, placer y disfrute de la vida al mundo romano que, a través del Mediterráneo, las trasmitió al resto del mundo, conservándose aún en el sur occidental, mientras que hacia el norte han quedado más relegadas y hasta han llegado a a trasformarse y desaparecer, como ocurre en las sociedades musulmanas, ancladas todavía en un medievalismo oscuro y fanático de represión y desesperación.


Paestum con su arquitectura, pintura y rosas, supone un memento de la belleza en estado puro. Una muestra espléndida del pasado que, desde la distancia de los siglos, no deja de recordarnos e invitarnos a disfrutar del arte, pero, sobre todo, de disfrutar de las pequeñas cosas que nos regala la vida.

reynolds_stephens_william_summer
/
- Templo de Apolo. Pintura.
- Barco colonos. Cerámica ática, fragmento.
- El Vellocino de Oro. Herbert James.
- Rivales inconscientes. Alma Tadema.
- Casa del Brazalete de Oro. Pompeya.
- Rosa de Paestum.
- Rosas de Paestum en el recinto arqueologico.
- Afrodita y Adonis. William Waterhouse,
- Visita a Esculapio de Afrodita. Edward Poynter.
- Templo de Atenea.
- Templo de Apolo.
- Templo de Hera.
- Lápida mortuoria.
- Sepulcro.
- Crátera Rapto de Europa.
- Lápida con guerrero.
- Tumba de Tuffatore.
. Tumba de Tuffatore.
- Idem. Detalle.
- Tuffatore.
- Templos de Apolo y Hera. Foto Mariela.
- Sueño. Reynolds Stephens William.
- VIDEO You-Tube: Philippe Jaroussky - Ombra mai fu - Händel - Serse (randgeschehen).


lunes, 3 de noviembre de 2014

SEPARATISTAS: Descomposición mental

20141030_132548
El pasado jueves 31 de octubre aparecía en la portada de EL MUNDO una fotografía en la que se podía ver a Marta Pascal, secretaria general de las juventudes nacionalistas, y al honrado alcalde de Barcelona, Javier Trias. Estos dos escogidos demócratas aplauden ilusionados el cartel de apoyo a la pachanga prevista para el día 9 próximo.

Miscelánea 113 (1)Estos ignorantes, abducidos por el Gran Parque Temático “Cataluña”, sin duda el mejor del mundo, son tan catetos y ridículos que se colocan para el evento ante el monumento en memoria del “heroico” (y sexi, faltaría más) General Moragues, desconociendo por completo que celebran su euforia independentista ante un mediocre militar, considerado traidor por más de un historiador, y que no conocía de “causas catalanas”.

Les es igual. Tipos como estos son los que han contribuido a realizar el mayor trampantojo del Universo, en el que, por supuesto, nada es lo que parece: bandera, reino, dialecto, folclore, arquitectura, himno, historia, etc. … Son capaces de aplaudir y seguir a ucaganerna bosta con tal de que lleve la cuatribarrada (que como todos sabemos es la enseña del Reino de Aragón). De merda sí que entienden, ya que una de sus más originales aportaciones culturales es el estúpido caganer, que no llego a entender que tiene ya de gracioso después de tan empalagosa y constante propaganda.

Moragues, defensor de Castellciutat (Seo de Urgel), traicionó reiteradamente a las autoridades catalanas al negarse a poner la importante plaza bajo su obediencia, argumentando que tenía otros compromisos contraídos. Al final, el gran general catalán entregó la plaza a las tropas borbónicas a finales de septiembre de 1713.

descargaLa perdida de Castellciutat supuso a largo plazo un desastre para la causa austracista, debilitando por completo la defensa de Barcelona y, quien sabe, si el resultado final de la Guerra. Después de la entrega sin lucha de la plaza y a pesar de contar con una gran fuerza militar a sus órdenes, el inmortal general vagó con sus tropas sin intervenir en ninguna acción militar. El Marqués de Poal, firme partidario de la causa austracista, comentó reiteradamente la tibieza y la inoperancia de Moragues ante las tropas borbónicas, acusándole de inepto.

La patente inutilidad del héroe catalán lo demuestra que, al término de la guerra, fue el único alto mando austracista que no fue detenido ni se hizo fugitivo. Fue tan fato en la lucha, que los vencedores le ignoraron, interesándose muy poco por su persona. Fue su misma ineptitud al planear una huida a Menorca, en poder de los ingleses, que dio argumentos a los borbónicos para apresarlo y realizar una ejecución ejemplar.

Siguiendo la surrealista histeria-histórica catalanista y al ser el único alto mando ejecutado, los independentistas lo han incluido dentro de la especial hagiografía nacionalista, repleta de Batman, Supermanes, Spiderman, etc., solo existentes en sus mentes descompuestas. Los dos muchachos de la foto inferior, son la punta de lanza de toda esta tropa: Que nois mes macos !!

Pujol y Mas

Esto sí es Cataluña:

Cataluña, la región más corrupta de España según la UE

En el ranking europeo de limpieza y eficiencia pública ocupa el puesto 130 de un total de 172 regiones. Cataluña ha sufrido un sustancial declive económico y financiero a raíz de la radicalización nacionalista, más allá de la actual crisis

[​IMG]

Cataluña es la región más corrupta de España y una de las peor gestionadas de toda la UE, según revela la propia Comisión Europea. La comunidad catalana ha sufrido un sustancial declive económico y financiero a raíz de la radicalización nacionalista, más allá de la actual crisis. No en vano, ha sido superada por Madrid en los principales indicadores económicos a lo largo de la última década. Sin embargo, este particular deterioro también se refleja, muy especialmente, a nivel institucional.El citado estudio, publicado en 2012, incluye datos referidos a 2009 y es el último índice que recoge la Comisión Europea. Sin embargo, uno de los principales autores del informe, Nicholas Charron, politólogo y profesor de la Universidad sueca de Göteborg, está en plena elaboración del índice correspondiente a 2013.

Y los resultados no mejoran: Cataluña cae del puesto 130 al 134 del ranking regional, mientras que España pasa del 13 al 14. Esto demuestra que el problema de la corrupción y la eficiencia institucional es estructural y, por tanto, va más allá de unas u otras siglas políticas. En 2009, Cataluña era gobernada por el PSC, en coalición con ERC e ICV, el tripartito bajo el que se gestó el nuevo Estatuto catalán, recrudeciéndose así la deriva nacionalista; el índice de 2013 se elabora bajo la Generalidad de CIU, que preside Atur Mas; a nivel nacional, en 2009 gobernaba el PSOE y ahora, sin embargo, gobierna el PP.
En los últimos meses, el reguero de escándalos políticos y corruptelas que han afectado de forma directa a la Generalidad catalana y, en concreto, a la formación nacionalista de Artur Mas, ha sido muy amplio. Ahí está, por ejemplo, el caso Palau y la presunta la trama de financiación irregular en torno a CiU; el caso Pallerols, un asunto de corrupción ligado a la financiación ilegal de Unión Democrática de Cataluña (UDC) que se remonta a 1994; o la trama de las ITV, que afecta de lleno al clan Pujol y por el que ha sido imputado Oriol Pujol, hijo del expresidente de la Generalidad y secretario general de Convergencia Democrática de Cataluña, por posible tráfico de influencias. Casos, todos ellos, de primer orden a nivel mediático, político y judicial. En el inconsciente colectivo ya ha quedado grabado a fuego aquella célebre acusación lanzada por Pasqual Maragall a Artur Mas en 2005 en el Parlamento catalán: "El problema de CiU se llama tres por ciento", en referencia al presunto cobro de comisiones ilegales por la concesión de contratos y licitaciones públicas.
Pero esto es tan sólo la punta del iceberg a la vista del elevado grado de corrupción que sufre esta autonomía. Bruselas advierte de que las administraciones catalanas salen muy mal paradas en cuanto a calidad y transparencia. La región presenta la peor nota de España en esta materia y una de las peores a nivel europeo, según el último estudio de la Comisión Europea sobre la corrupción política e institucional en los países de la UE-27 y un total de 172 regiones europeas.
En concreto, Cataluña se sitúa en el puesto 130 de este particular ranking continental, a la altura de algunos de los territorios más corruptos y opacos de Europa, situados en Italia, Grecia y las repúblicas exsoviéticas. Además, es la región peor calificada de España.
Dicho índice mide la "calidad del Gobierno", en función del nivel de corrupción, seguridad jurídica, eficacia en la gestión pública y transparencia, tanto a nivel nacional como regional en la UE. En resumen, si un determinado gobierno es o no corrupto, imparcial y eficiente. Además, este indicador refleja una serie de efectos indirectos, ya que las calificaciones más altas suelen relacionarse con un elevado bienestar económico y social, así como un alto nivel educativo y sanitario, y viceversa.
En cuanto a países, España se sitúa en puesto 13 de la UE, según este mismo ranking. Es decir, en la parte media de la tabla, por detrás de Malta, Bélgica y Francia, y por delante de Portugal, Chipre y Estonia. Los peores en esta materia son Rumanía, Bulgaria e Italia. Por el contrario, los escandinavos y anglosajones son los que disfrutan de las administraciones más limpias, eficientes y transparentes. En concreto, Dinamarca, Suecia y Finlandia encabezan la lista.


Fuente: http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/807348/cataluna-la-region-mas-corrupta-de-espana-segun-la-ue


sábado, 18 de octubre de 2014

NÁPOLES Y SU BAHÍA

Bahía de Nápoles desde el Castillo de San Telmo de Oliver-Bonjoch

El pasado 19 de septiembre la ciudad de Nápoles fue nuevamente testigo del “Milagro de San Gennaro”, obispo de Benevento, martirizado durante la persecución de Diocleciano y patrono de la ciudad napolitana. Cada año la sangre de mártir, recogida en una ampolleta y custodiada en la Capilla Real del Tesoro de la Catedral de Nápoles, se licua en su festividad ante los fieles que acuden al templo.

Este acontecimiento está estrechamente ligadSan Gennaroo con la historia de la ciudad y descrito desde el siglo XIV, donde ya se hace referencia al fenómeno de la licuefacción, relacionándolo con la protección que ejerce el santo sobre la metrópoli de Nápoles, librándola de calamidades, pestes, guerras y, cómo no, de los permanentes y temidos efectos de las periódicas erupciones del Vesubio.

Nápoles y el Vesubio son los protagonistas de una de las ensenadas más conocidas y bellas del mundo: la Bahía de Nápoles. Una bahía que el desequilibrado emperador Calígula llegó a cruzar a caballo. Cuentan que un augurio había anunciado a Cayo Julio César Germánico, Calígula, que le sería tan difícil llegar a emperador, como atravesar a caballo la Bahía de Nápoles.

Tavola_Strozzi_-_Napoli

Para refutar el negativo oráculo, Calígula, siendo ya monarca, reunió cuatro mil embarcaciones unidas con cuerdas, a las que preparó serrando proas, popas, e instalando tablones y arena para realizar un extravagante desfile desde el puerto de Puteoli, al norte de Nápoles, a la finca que poseía en la localidad de Bauli: 2 kilómetros de puente que cruzó al frente de toda la caballería y de veinte mil infantes, como si hubiera regresado de una gran batalla convertido en dios.

Anécdotas aparte, la historia de la ciudad de Nápoles es una de las más antiguas y ricas de toda la Península Itálica y única en el mundo por los pueblos que la ocuparon. Su origen es300px-Herbert_James_Draper,_Ulysses_and_the_Sirens griego, pero fue dominada por romanos, ostrogodos, bizantinos, normandos, angevinos, aragoneses, españoles, franceses y austriacos, hasta su incorporación al Reino de Italia tras la unificación a mediados del s. XIX.

El establecimiento griego en la bahía se produce en el siglo VIII aC. Emigrantes griegos procedentes de la isla de Eubea, fundaron en la isla de Ischia la que, probablemente, fuera la primera colonia griega de Occidente: Pithecusa. Un siglo después, se instalarán en el continente, sobre el Monte Echia, cercano a la costa, frente al islote volcánico de Megaris, donde actualmente se erige la fortaleza llamada Castell dell’Ovo. Este último establecimiento griego recibirá el nombre de Parténope o La signora dall'acqua di Edvard Munch, 1896Palépolis (ciudad vieja).

No podía faltar la explicación mitológica en la fundación de este primer asentamiento en el continente. En la mitología griega, Parténope, Leucosia y Ligia eran las tres sirenas que, desde las rocas de la isla de Capri, en plena bahía napolitana, intentaron con su bello canto atraer y seducir al héroe de Troya, Ulises.

Siguiendo los consejos de la hechicera Circe, Ulises, al acercarse con su barco a Capri, taponó los oídos de sus hombres, mientras él se ataba al palo mayor para conseguir escuchar y disfrutar de los admirables cantos, sin sucumbir a ellos. La menor de las tres sirenas, Parténope, enamorada del héroe griego y frustrada por no conseguirlo, triste e impotente, se suicidó ahogándose en las aguas de la bahía. Su cuerpo llegó hasta la costa y allí mismo surgió el asentamiento griego que llevó su nombre: Parténope. Pasados los años, cerca de ésta primera ciudad se fundó otra nueva, que se bautizó como “ciudad nueva”, Neápolis.

Pero Nápoles no sería Nápoles sin su sorprendente bahía, ni los lugares, pueblos y ciudades que se asoman a ella: los Campos Flegreos, los pueblos vesubianos, Pompella y Herculano, la turística Castellammare di Stabia, la península Sorrentina, con la encantadora y atractiva ciudad de Sorrrento asomada a los acantilados y bajo la protección de los Montes Lattari, las islas de Capri, Procida e Ischia y, cómo no, el Vesubio.

Martin Siepmann

El Vesubio (1.281 m.) se encuentra situado a nueve kilómetros al este de Nápoles y a muy poca distancia de la costa. Su imagen destaca de manera majestuosa en el fantástico paisaje de la bahía, especialmente cuando se ve desde el mar, como hemos podido confirmar. Su apariencia es de una montaña “jorobada”, al encontrarse a 5 km los restos de un gran cono denom20140927_162950inado Monte Somma (1.149 m.), que se originó en la conocida y brutal erupción del año 79 dC, que dejó sepultadas varias ciudades, entre ellas, las célebres Pompeya y Herculano, verdaderas joyas arqueológicas.

Pero retornemos a Nápoles. El trayecto desde el aeropuerto de Capodichino a la ciudad resulta una experiencia totalmente inesperada. La basura y la mugre se acumulan en cualquier lugar y esquina, mientras te envuelve el caos circulatorio que produce la sorprendente anarquía en la conducción, aunque, hay que reconocer, que los napolitanos son verdaderos expertos en la gestión.

3Desde el año 1995 el centro histórico de Nápoles ha sido declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Es el más grande de Europa y posee la particularidad de conservar su original diseño, además de incluir restos arqueológicos del mundo griego y romano. Una treintena de museos, cientos de estructuras civiles y religiosas tanto medievales como modernas, más de 300 iglesias, incluyendo su maravillosa catedral, cuatro fortalezas, etc., ocupan la mayor parte de este centro histórico.

Una fracción importante de ese espacio urbano lo domina el Quartieri Spagnoli (Barrio Español). La calle principal que cruza el barrio es la conocida Vía Toledo, en memoria del español D. Pedro Álvarez de Toledo, quien fuera virrey a mediados del s. XVI. Esta larga arteria, que parte muy cerca de Castell Nuovo y el puerto y llega hasta Piazza Dante, es el eje de un gran entramado de estrechas calles perpendiculares, con ambiente y casas muy populares, donde se percibe, más que en ningún otro sitio, el sucio, caótico, pero sorprendente Nápoles.

Gambrinus

Después de visitar la hermosa Piazza del Plesbicito, con su columnata semicircular, cercana a las impresionantes Galerías Umberto I, el Teatro San Carlos y el Palacio Real, pasamos por el popular Storico Gran Caffè Gambrinus, uno de los locales napolitanos más conocido, y por el que han pasado personajes célebres, artistas, políticos e intelectuales desde mediaDuque de Aostados del s. XIX, incondicionales de las tertulias de la época, mientras degustan un exquisito caffé lungo acompañado con alguna que otra sfogliatella. A pocos metros la turística Vía Toledo que nos introduce en el Barrio Español. Disfrutamos de sus típicas calles adyacentes, donde fácilmente te sorprenden rincones y pequeñas plazas, como en la Piazzetta Duca D’Aosta, en la que pudimos disfrutar de unas birras alla spina (cañas).

En el Barrio Español sorprenden los colores, la atmósfera ruidosa, las calles angostas, las tiendas que sacan sus productos a la calle, las heladerías, los edificios calamitosos de paredes y balcones desconchados que se sujetan con metros y metros de redes para evitar accidentes, los rincones convertidos en vertederos de chatarra, las banderolas, los cubos rebosantes de basura, las fachadas viejas y sucias saturadas de pintadas, la ropa tendida, ...



Pudimos comprobar en Vía Toledo la existencia todavía de los míticos cantantes ambulantes, conocidos como posteggiatori, mantenedores de la típica canción napolitana, y comprobar, en varias de sus calles, una de las más conocidas imágenes napolitanas: la ropa tendida entre las casas y en las fachadas (panni stesi). Según cuentan, se puede descubrir ropa tendida todo el año, llueva o haga sol, existiendo la siguiente expresión en la jerga ponapoles-ropa-tendidapular napolitana:: “¿Ma sti pann nun s’asciuttano maje?” (¿Pero, esta ropa no se seca jamás?).

Sobre la tan manida peligrosidad de la ciudad de Nápoles, creemos que la ciudad ofrece para el visitante los mismos riesgos que otra gran ciudad turística: timadores, carteristas, amigos del tirón, etc., si bien, no hay que olvidarse de que Nápoles es la capital de la Camorra, con lo que manifiestamente existe diferencia con el resto de ciudades, al ser un centro del crimen organizado. No se debe obviar. 

Es muy conocida la panorámica de la bahía desde el Castillo de San Telmo, pero posiblemente la imagen más conocida de Nápoles y de su bahía, es la que se disfruta desde Posillipo, colina y barrio residencial al oeste de la ciudad, desde el que se distingue claramente la isla de Capri, los Montes Lattari de la Peninsula Sorrentina, el Monte Somma y el Vesubio, y el cercano perfil de la costa de la ciudad, dominado por el islote de Megaris donde se instala el Castell dell’Ovo, frente al conocido Borgo de Santa Lucía. Es el conocido Borgo Marinari o barrio marinero, construido en el s. XIX, para asentar a las familias de los pescadores. Actualmente esta zona está ocupada por el puerto y el club náutico, y repleto de restaurantes y locales de moda.

fonsado 2

Teodoro Cottrau, compositor italiano del s. XIX, realizó una de las obras musicales más famosas que se conocen, que tiene como protagonista la bahía, Nápoles y su Borgo de Santa Lucia. La letra de la canción alude a un pescador napolitano que navega con su barca por el golfo, mientras divisa a lo lejos, con nostalgia y admiración, su barrio costero. Es la música por excelencia de la bahía napolitana.





Cuentan de Nápoles, criterio que compartimos, que despierta en los visitantes reflexiones rotundas y emociones fuertes. No te deja indiferente: o la odias o la amas. Plinio el Joven, testigo y cronista de la erupción del Vesubio, y enamorado de la ciudad, comentó ya en el s. I dC.: “Ve a Nápoles y después muere”.

Las emociones que origina visitar Nápoles no han cambiado mucho. El periodista y diplomático asturiano del siglo pasado, Luís Amado Blanco, escribía: «Te quiero como eres, Nápoles. Te quiero como eres. Sucia, limpia, maravillosamente absurda, empuñetada y pendenciera».

-Bahía de Nápoles desde el Castillo de San Telmo. Oliver-Bonjoch.
-Licuefacción sangre de San Gennaro. 19 de septiembre de 2014, Catedral de Nápoles.
-Tabola Strozzi, Nápoles, Museo Nazionali. S. XV, flota aragonesa entrando en Nápoles.
- Herbert James Draper. Ulises y la sirenas.
- Ulises y las sirenas. VíctorLouis Mottez.
- El Vesubio en la bahía.
- Quartieri Spagnoli (Barrio Español).
Storico Gran Caffè Gambrinus / Piazza Plebiscito.
Castell Nuovo.
Piazzetta Duca D’Aosta (Barrio Español).
- 27-09-2014. Vía Toledo (posteggiatori).
Quartieri Spagnoli.
- 27-09-2014. Bahía desde Posillipo.
- Video: Santa Lucia / Hisham Qaddomi.



domingo, 14 de septiembre de 2014

EL CUENTO DE UNA BANDERA


Alcanizcastillo 2

Se puede afirmar que hasta el siglo XIX la Historia se escribe bajo el ascendiente de quien la “pagaba”, promoviendo, divulgando y manipulando sucesos con arreglo a sus intereses personales.

Sin embargo, el historiador José Luis Corral opina lo siguiente: “Las cosas han cambiado mucho, pero siguen existiendo demasiados intereses políticos que intervienen en la distorsión de los hechos históricos y a comienzos del siglo XXI se sigue haciendo presentismo con la historia; es decir, se proyecta una idea política del presente en el pasado aunque para ello sea preciso alterarlo y adulterarlo hasta el ridículo”. Una imagen clara de esta situación es parte de la sociedad catalana, manipulada hasta la exageración por políticos que han creado a su alrededor un potente clientelismo alimentado, como no, por el dinero. Dinero que derrochan sin medida para sufragar su mentira y en la que juegan un papel muy importante la educación, la propaganda, los medios de comunicación, los "profesionales" adscritos a éstos, y los músicos, historiadores, arquitectos, etc., pagados y recompensados debidamente por la clase dirigente.

Sirva como ejemplo de esta manipulación, por ser una imagen muy conocida, su catedral “gótica”, aunque se podría poner cualquier otra muestra, ya que la mayor parte de su arquitectura ancestral es una reconstrucción del s. XX: Barrio Gótico, Plaza del Rey, Monasterio de Poblet, etc…

1

Cataluña es el país y la historia que nunca existió. Esta adulteración ha arraigado fuertemente en parte de la sociedad catalana, produciendo escenas tan absurdas e irracionales como la que protagonizó el conocido violonchelista Pablo Casals, un claro ejemplo del nacionalismo abducido, en la Asamblea de la ONU de 1971 donde se le entregó la Medalla de la Paz !¡. El desatinado músico hizo la siguiente e increíble declaración ante la Asamblea y el mundo:

escola-catalana_270x250
“Dejadme que os diga una cosa ... Yo soy catalán. Cataluña es hoy una región de España, pero ¿qué fue Cataluña? Cataluña ha sido la nación más grande del mundo. Yo os contaré el porqué. Cataluña tuvo el primer Parlamento, mucho antes que Inglaterra. Cataluña tuvo las primeras Naciones Unidas: en el siglo XI todas las autoridades de Cataluña se reunieron en una ciudad de Francia, pero que antes era de Cataluña, para hablar de paz. ¡Sí, en el siglo XI! Paz en el mundo, porque Cataluña ya estaba contra la guerra, contra todo aquello que las guerras tienen de inhumano. ¡Sí, en el siglo XI! ¡Eso era Cataluña!”.

Este disparatado fragmento de discurso de un, supuestamente, personaje ilustrado, es fiel ejemplo del éxito obtenido por la manipulación histórica y cultural en la que estaba y está sumergida la sociedad catalaJosepPlana.

Josep Pla, escritor y periodista catalán, inexplicablemente medalla de oro de la Generalidad, reclamó en su momento una nueva generación de historiadores catalanes que fueran fieles a la verdad: “¿Tendremos algún día en Cataluña una auténtica y objetiva Historia? ¿Cuándo tendremos una Historia que no contenga las memeces de las historias puramente románticas que van saliendo?”.  

Pero no son solo memeces románticas. El falseamiento y la adulteración de la cultura y la historia llegan a límites insospechados, si bien, en algunos casos y como consecuencia de tanta incoherencia y falsedad, los argumentos que se oponen a las manifestaciones nacionalistas pecan de los mismos vicios.

¿Cómo surge esta situación? A mediados del siglo XIX se genera en Cataluña un movimiento político y cultural denominado Resurgimiento (renaixenca), que creó, alteró, manipuló y falseó espacios, símbolos, idioma, arquitectura, historia, costumbres, danzas, etc. La locura llegó hasta sus propias “definiciones”, acuñando nomenclaturas y conceptos hasta entonces inexistentes: corona catalano-aragonesa, reyes de Cataluña, confederación catalano-aragonesa … hasta llegar actualmente a instituir los países catalanes, fruto ya de sus dementes convicciones. Como todos los nacionalistas necesitan una importante una entidad territorial y, de esta manera, se hace expansioncorona cataloaragonesaista, pero a la vez, colonialista. Su “territorio histórico” comprende Cataluña, Rosellón, Cerdaña, Valencia, Islas Baleares, Andorra, parte de la región de Murcia, la ciudad de Alguer en Cerdeña y el oriente de Aragón.

Y es de Aragón y de su Historia de donde se nutre sin mayor pudor. Se han apropiado de parte de su Historia, símbolos, territorios y monarcas. Llama la atención la rapacería sobre la bandera aragonesa, enseña que es protagonista de todas las reivindicaciones y manifestaciones nacionalistas-independentistas, a la que últimamente se le ha añadido una estrella al “estilo cubano”.

No hablaremos de las leyendas, teorías, sepulcros, monedas o cuadros en donde se reflejan los pros y los contras sobre el origen de la enseña catalana a la que se ataca y se defiende con la misma virulencia. Lo que está claro, es que las barras rojas sobre el amarillo o, mejor dicho, los palos de gules en campo de oro, es el emblema desde el siglo XII de la dinastía titular de la Corona de Aragón y de todos los territorios que se fueron incorporando a la Corona a lo largo de los siglos, incluido el condado de Barcelona.

El discutido emblema no representaba en sus inicios al Reino de Aragón, sino únicamente a la familia reinante, siendo conocido como el Senyal Reyal d’Aragón, careciendo por completo durante toda la Edad Media de valor institucional o, lo más importante, de valor territorial que es, precisamente, el que invocan actualmente los separatistas catalaAlcanizcastillo G002nes. 

Esto claramente se observa en las pinturas románicas del Castillo de Alcañíz, en el que el rey de Aragón Jaime I, entra en la ciudad de Valencia a principios del siglo XIII. Únicamente él y su abanderado, lucen el Senyal Real, distintivo propio del monarca. El resto de nobles utilizan los colores y enseñas propios de sus casas nobiliarias.

La asimilación del Senyal Real con el territorio, solo llegó cuando el Reino aragonés perdió completamente su independencia y se diluyó en la unión peninsular bajo la monarquía de los Austrias. Es en ese momento, cuando la enseña cuatribarrada pasará a representar al territorio del Reino de Aragón y no al monarca correspondiente, pero nunca como distintivo de otras entidades del noroeste peninsular que siempre estuvieron incluidas en el reino aragonés. Y así se inscribió en el escudo y título de los reyes de España, donde no figuró ni figura “ningún reino catalán”:

Majestad Católica, Rey de Castilla, de Aragón, de León, de Navarra, de Granada, de Jerusalén, de Toledo, de las Dos Sicilias, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Menorca, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén, de Los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales, de las Islas y Tierra Firme del Mar Oceáno.
Archiduque de Austria.
Duque de Borgoña, de Bramante, de Milán de Atenas y de Neopatria.
Conde de Habsburgo, de Flandes, del Tirol, del Rosellón y Conde de Barcelona.
Señor de Vizcaya y de Molina.
Rey de Hungría, Dalmacia y Croacia.
Duque de Limburgo, Lotaringia, Luxemburgo, Güeldres, Estiria, Carniola, Carintia y Wurtemberg.
Landgrave de Alsacia.
Príncipe de Suabia.
Conde Palatino de Borgoña.
Conde de Artois, Hainaut, Namur, Gorizia, Ferrete y Kyburgo.
Marqués de Oristán y Gocéano.
Margrave del Sacro Imperio Romano y Burgau.

Banderas Aragón, León y Castilla. Grabado de Jean y Lucas Doetecum (1558)

- Pintura Mural Castillo de Alcañiz.
- Catedral de Barcelona.
- José Pla.
- Avenida dedicada a la Corona Catalanoaragonesa¿?
- Detalle pinturas murales del Castillo de Alcañiz.
- Grabado de 1558: Exequias de Carlos I. Jeas y Lucas Doetecum.