lunes, 15 de diciembre de 2008

Vuelve la nieve ...

.
La nieve, niños, la nieve,
baja la nieve.
Por Quintanar de la Sierra
danzando viene.
Temblando la nieve viene,
flor de diciembre.
Ángeles hilan copos,
ruecas celestes.

Colmen niños vuestras manos
trapos de nieve.

La nieve, mozas, la nieve
vuelve la nieve, vuelve la nieve,
a besar vuestras mejillas,
manzana y leche, manzana y leche.
Ya viene sobre los pinos,
ya nada es verde.

Nieva sobre las palomas,
nadie se mueve.
Ay qué silencio tan hondo,
callan las fuentes.
Si no fuera por el río,
callar de muerte.
Ya nieva la nieve nueva
sobre la nieve.

La nieve, viejos, la nieve,
que fría viene.

Ya mide más de una vara,
por las paredes.
Caperuza de la torre,
nata en copete.
Qué bien arde la carrasca.
La noche crece.

Y nieva la nieve fuera
sobre la nieve.

. Gerardo Diego





5 comentarios:

América dijo...

Preciosos versos para un tiempo tan especial,bellas fotografias.

Adela dijo...

¡Qué lejos de aquí esas estampas!
Eso si que parecen autenticas Navidades, con la nieve rodeándolo todo.

Leodegundia dijo...

Menuda nevada, aquí en Oviedo sólo nevó un poco sin llegar a cubrir.
:-) ¿Y ese hórreo gallego que hace en León?.
Un saludo

fonsado dijo...

Gracias América por llegar hasta "aquí".

Leo, ¿qué esperabas de un gallego? ... Pues algo distintivo, ¿no?
Ya hablaremos de las fotografías de esa "huerta" tan especial.

maje dijo...

Muy bonitas éstas y cualquier otra estampa navideña. Yo esta vez no hice fotos pero tengo las imágenes en la retina acompañadas de una serie de sensaciones indescriptibles: me pilló la nevada de tarde-noche conduciendo desde Boñar y con tramos bastante peligrosos pues durante todo el viaje había -2ºC y eso complica un poco la situación. Caravana de coches, algunos atravesados, otros en la cuneta, más de 1 hora desde Puente Villarente a León... En fín que no fue precisamente un relajado viaje. Aún así, me encanta la nieve. Saludos.