sábado, 21 de marzo de 2009

La Olmeda de Javier Cortés

"Recuerdo el día y la hora. Fue el 5 de julio de 1968, a las siete y cuarto de la tarde. Después del trabajo, estábamos Avelino Palacios, que falleció hace tiempo, y yo rebajando un terreno para ponerlo en regadío y apareció un bloque de piedra que resultó ser parte de un muro; bajamos con una azadilla por uno de los lados de ese bloque y a medio metro de profundidad encontramos algo que parecía una piedra. En un primer momento no sabíamos qué era porque estaba ennegrecida, pero Avelino se fijó en unas rayitas y en unos dibujos en forma de arco. Al día siguiente, por la mañana, volvimos con un cuchillo para raspar la supuesta piedra y descubrimos un mosaico". (Artículo de José María Pérez –Peridis-, en El País de fecha 05/03/09).

Así contaba Javier Cortés el descubrimiento del que, según dicen, es uno de los mosaicos policromados más grandiosos del mundo, y que apareció el verano de 1968 en una finca agrícola de su propiedad, situada en el paraje de La Olmeda, término municipal de Pedrosa de la Vega, en la provincia de Palencia.

El yacimiento pertenece a una mansión o villa romana dedicada a la explotación agrícola y ganadera durante los siglos IV y V. De planta cuadrangular con patio interior, dos torres octogonales al sur y otras dos cuadradas al norte, la villa romana de La Olmeda sorprende por el conjunto y la diversidad de sus mosaicos, colmados de figuras humanas, animales, motivos florales, figurativos y geométricos, que reflejan el esplendor de la época y el exquisito y refinado gusto de sus dueños hispanos.

Esta gran variedad de mosaicos de gran colorido y en excelente estado de conservación, ocupa una gran parte de la villa, aproximadamente la mitad de sus 3.000 metros de superficie, repartidos por la mayor parte de las estancias.

Desde el hallazgo hasta su fallecimiento el pasado 3 de marzo, Javier Cortés dedicó por completo su vida a excavar, recuperar y dar a conocer el yacimiento, sufragando personalmente muchos de los trabajos y creando en la iglesia de San Pedro, con los objetos encontrados en la excavación, el maravilloso Museo Arqueológico de Saldaña.

En 1980, donó a la Diputación Provincial de Palencia los terrenos que ocupa la villa y cedió, asimismo, la gestión del yacimiento a un Patronato que se constituyó en aquel momento para este objetivo y del que será su vicepresidente.

En las veces que visité La Olmeda, la primera vez hace ya más de veinte años, Javier nos acompañó en el recorrido. Siempre humilde, bondadoso, de una caballerosidad extraordinaria, mostraba la excavación a cualquiera de los innumerables visitantes con una modestia y cortesía sin límites. Alguien ha comentado que Javier Cortés vivió sin hacer demasiado ruido, que siempre quiso pasar desapercibido, y así fue. Muchos de los visitantes que pasaron por La Olmeda, no supieron nunca que aquel hombre tranquilo, amable, que les guió magníficamente por toda la villa, era en realidad su descubridor y el verdadero protagonista y valedor del hallazgo.

Según se ha anunciado, tras un periodo de más de tres años en el que se ha realizado un importante y ambicioso proyecto de remodelación, La Olmeda volverá a abrir sus puertas el próximo día 3 de abril. La nueva construcción de un edificio protegerá el yacimiento y tendrá funciones de auténtico museo, con todas las prestaciones y servicios propios de un establecimiento de estas características.

Javier Cortés ya no podrá contemplar esta esperada reapertura, pero su memoria y recuerdo quedarán para siempre unidos a La Olmeda y a su querido mosaico de Aquiles, que preside el gran salón de la villa romana. Sirva este breve recuerdo y el comentario del magnífico mosaico, como modesto homenaje al hombre de La Olmeda.

Mosaico de Aquiles en Skyros

El mosaico de 175 m2 viene a representar un ideal educativo, un ejemplo a tener en cuenta, una fábula con su moraleja final. El episodio de Aquiles en Skyros, significa la renuncia de la felicidad, del bienestar, por el sacrificio hacia los demás, por un deber que puede llevar a la muerte; en definitiva, Aquiles simboliza el ímpetu de la juventud y personifica el ideal de la amistad. Esto nos da idea de la personalidad del dueño o fundador de villa, que sitúa un importante tema social y moral en el centro o sala principal de su mansión.

Aquiles, hijo de Peleo, rey de los mirmidores de Tesalia, y de la ninfa marina Tetis, fue bañado en el río Estigia por su madre con el fin de hacerlo inmortal, aunque resultará vulnerable en el talón, lugar por donde su madre lo sostuvo mientras lo sumergía. A pesar de esto, una profecía auguró a Tetis que el joven moriría ante los muros de Troya.

Para tratar de evitarlo, a los 9 años su madre lo disfrazó de muchacha y, bajo el nombre de Pirra, "la Pelirroja", lo ocultó en el gineceo del palacio de la isla de Skyros, donde reinaba Licomedes, junto a Deidamía, la hija del rey, sus hermanas y damas, permaneciendo de esta manera oculto durante años.

El adivino Calcas vaticinó a los griegos que Troya no sería nunca conquistada, si Aquiles no formaba parte del contingente armado. Informados del lugar donde se ocultaba, el aqueo Diomedes y el jonio Ulises se dirigieron a Skyros disfrazados de mercaderes, para ofrecer y vender joyas, vestidos y armas.

Una vez en Skyros como falsos mercaderes, Ulises y Diomedes ofrecieron sus productos a las mujeres del gineceo, observando como Deidamía, ya amante de Aquiles, y el resto de mujeres se centraban en los vestidos y en las joyas. Todas menos una, que ignora los objetos y se interesa más por las armas que le muestran. Resultaba claro que aquella muchacha era el propio Aquiles.

Para poder desenmascararlo definitivamente, Ulises ordenó hacer sonar las trompas de guerra, con acompañamiento de ruidos y griterío, imitando un ataque enemigo. Aquiles, sospechando que eran agredidos, se deshizo de su vestido de mujer y cogiendo las armas se prestó a la defensa. Tras ser descubierto, y a pesar de conocer que iba a morir, Aquiles prometió su colaboración al lado de los griegos en el ataque a Troya. Allí acudió junto a sus soldados, los mirmidones (guerreros hormigas), y allí murió a manos de Paris.

En el mosaico de La Olmeda la escena viene representada de manera teatral, desarrollándose en el mismo gineceo. Una puerta con cortinas simboliza el lugar. Entre las cortinas, la esposa del rey Licomedes, la reina Rea, a la que entregan unuso para hilar, está representada como dueña del lugar.

En el centro del conjunto, aunque continua con ropas femeninas, Aquiles sostiene lanza y escudo sorprendido por el toque de la tromba de guerra de un soldado que figura en el ángulo superior derecho, descubriendo de esta manera su identidad ante los falsos mercaderes, en este caso a Ulises, la figura de la derecha.

La farsa de Ulises deja atónitas a las hijas de Licomedes, que tratan de impedir la marcha de Aquiles, sobre todo Deidamía, conocedora de la identidad de Aquiles, que trata de impedirlo sujetándolo por la cintura, y a la que claramente se distingue por sus ricos ornamentos en joyas y peinado.

Son numerosas las representaciones existentes de esta escena mitológica: como mosaico, en Zeugma (Turquía) o como pintura en los muros de Pompeya. Del mismo modo, son varios los pintores flamencos y barrocos que escogen como tema este suceso de la vida de Aquiles.


Pompeya


Aquiles descubierto por Ulises. Rubens y Van Dick


El descubrimiento de Aquiles entre las hijas de Licomedes. Jan de Bray


Aquiles descubierto por Ulises. Rubens


12 comentarios:

Allek dijo...

hermoso blog...
lindas imagenes...
seguro pasare mas seguido..
un abrzo!

COSINASDELEON dijo...

Hace años que visite La Olmeda y despues de tu reseña seguro la volveré a visitar en breve despues de su reapertura. Genial entrada como siempre.

Leodegundia dijo...

Nunca tuve la oportunidad de visitar La Olmeda pero si vi las fotos que hizo una de mis hermanas cuando estuvo allí. Me alegra saber que por fin hicieron un edificio que protegiera tanta maravilla porque tengo entendido que no lo estaba suficientemente.
Además, si mis informaciones no son erróneas, en la zona y alrededores existen yacimientos de distintas épocas, desde la Edad del Hierro hasta la época romana y la medieval.
Magnífico el comentario sobre el mosaico de Aquiles y muy buena tu idea de poner otras representaciones de distintos artistas sobre ese episodio.
Un saludo

El León Curioso dijo...

Es otra entrada magnífica que te hace viajar sin moverte del asiento.

Y sin que tenga nada que ver con este post, comentarte que este blog me resulta terapéutico; siempre que lo visito me invade una sensación de tranquilidad, que no sabría a que achacarla, a los textos, a las imágenes, a la estructura, a los colores o al conjunto de todo ello.

Luz de Gas dijo...

Los mosaicos son una de mis debilidades, me encantan, por aquí cerca están los de Itálica y cuadno los veo me quedo embobado.

A ver si puedo visitar alguna vez el de La Olmeda, es precioso y tu como siempre eres el mejor guía.

Un abrazo

SUSANA dijo...

Qué placer leerte y admirar estos mosaicos!

Hoy me "faltaron" ojos para apreciar detalles en tu post! Y qué decir de tus explicaciones -impecables- acerca de esas antiguas representaciones.

Si te digo MUCHAS GRACIAS me quedo corta. Admiro profundamente los trabajos a conciencia y los disfruto como una niña!

Un lujo de Post!

Mi abrazo Amigo!

fonsado dijo...

La importancia y la belleza de La Olmeda, hay que valorarla en conjunto con el hombre que vivió para ella. Todo un ejemplo para la legión de ineptos administradores de nuestro patrimonio ...
Por lo demás, La Olmeda bien merece una visita.
LC, muy simpático lo de terapéutico.
Gracias y saludos para todos.

América dijo...

Estupendo Fonsado,entrar a leer esta entrada es abrir otra ventana,he quedado maravillada de los mosaicos,tus posts son una parada ya obligatoria,cuando tardo en entrar siempre tengo la impresion que algo me falta...Saludos.

fonsado dijo...

Gracias América, eres muy amable.
Un abrazo

Lucien dijo...

Estupenda historia sobre esa villa maravillosa y un homenaje de los que no he visto por aquí a ese hombre especial.

América dijo...

Estimado Fonsado usted es todo un referente para mi...Otro de vuelta para ti.

MARIA dijo...

La Olmeda, declarada Bien de Interés Cultural y considerada uno de los yacimientos arqueológicos "más importantes" del mundo romano hispánico.
Toda una labor altruista la realizó Javier Cortés a lo largo de su vida.
Enhorabuena por este post!!!