domingo, 10 de junio de 2012

Aniversario de la Legio VII Gemina


Marini

Hace algunos años se inició por parte de una asociación leonesa, en la que figuraba como presidente Agustín Vicente Suarez, las celebraciones del nacimiento de la Legio VII Gemina, cuyo establecimiento y acantonamiento permanente en la colina del interfluvio de los ríos Bernesga y Torío, dio lugar a la ciudad de León, a pesar de que el primer asentamiento en el solar leonés se debió a otra legión: la Legio VI Victrix.

Galba
Sin embargo, la Legio VII Gemina, formada íntegramente por legionarios hispanos, es considera la fuerza militar romana que da origen y continuidad a la ciudad. Resulta inusual conocer la fecha oficial de su creación: de la “entrega de las Águilas”. Esto es así, gracias a unas inscripciones procedentes de la localidad leonesa de Villalís, fechadas en los años 163 y 184 dC., que conmemoran en su texto el “Natalicio de las Águilas”, el "ob natalem aquilae", la entrega de las enseñas militares a la nueva legión: 

El suceso ocurrió en la ciudad de Clunia (Burgos), cuartel general en aquel momento del gobernador de la Hispania Tarraconensis: Servio Sulpicio Galba, el IIII idus iunias, el 10 de junio del 68 dC, hace ahora 1944 años.

Entrada de las águilasEn los celebraciones del año 2005 y 2006, promovidas por la directiva de una asociación, se llegó a traer a uno de los cada vez más abundantes grupos de reconstrucción histórica que tanto éxito tiene en otros lugares: la “Legio VIII Hispana”, que realizó diversas actividades por la ciudad. Llegaron a rotularse los autobuses urbanos con la conmemoración, se instalaron pancartas en fachadas, entre las que se encontraba la del propio Ayuntamiento. También se acometió la realización de una brillante y única exposición bajo el título de ARMAMENTARIUM, muestra espléndida sobre el equipamiento militar romano, además de varios ciclos de conferencias.

Como colofón, se efectuó un homenaje a los legionarios de la Legio VII, depositando una corona de laurel en la denominada “columna trajana” en la Plaza de San Isidoro, que contó con la presencia autoridades autonómicas, locales y el Jefe de la Base Militar Conde de Gazola del Ferral, además del presidente de la asociación promotora del acto.

Las celebraciones actualmente continúan tímidamente, sin el oCapture-1bjetivo, como el que existía, de hacer de la celebración una fecha importante en las fiestas anuales de la ciudad. Para la Junta no existe tal celebración y para nuestro Ayuntamiento la colaboración es testimonial, teniendo el suceso como algo ajeno a su gestión, cuando pudiera ser un evento turístico de primer orden, como ocurre en otras localidades como Cartagena, Astorga, Lugo, Tarragona, Limia, etc...

Todo parecía que iba a ser distinto aquel 10 de junio de 1968 que, con ocasión del XIX centenario de la creación de la Legión, se erigió en la ciudad una columna de orden corintio, imitando a aquellas que se elevaban en las salas de las termas imperiales o como recuerdo de un suceso o efeméride, como sucede con la Columna de Focas en el foro romano que se parece a la columna leonesa. Ésta se instaló en el extremo este de la plaza de San Isidoro, entre el convento de las Siervas de Jesús, el Palacio de los Velasco y el colegio Belinchón (Leonés).

P7121325
La columna de 28 metros de altura, es de fuste estriado y está situada sobre un pedestal que reproduce placas conmemorativas existentes en un ara votiva ofrecida por oficiales de la Legio VII y dedicada a Júpiter, por la salud de Lucio Vero y Marco Aurelio (emperadores).

Esta rematada por un bello capitel de orden corintio, orden escultórico que plasmó el escultor griego Calímaco y que cuenta con una bella leyenda. Dicen que una niña de Corinto, enfermó y murió al poco tiempo. Su nodriza, muy apenada, depositó sobre su tumba una pequeña canastilla con algunos de los objetos más queridos por la pequeña, tapando la cesta con un ladrillo, para que el viento o la lluvia no pudieran moverla ni tumbarla.

Bajo la canastilla brotó una semilla de acanto, que poco a poco fue creciendo hasta que sus grandes hojas se curvaron al contacto con el ladrillo. Descubierto por Calímaco, el escultor remató sus columnas con un capitel que asemeja aquel descubrimiento en el camposanto griego.

Fragmento

En aquel año de 1968, la plaza de San Isidoro sufrió importantes cambios. Se pavimentó toda la plaza con sillería y canto rodado, se sustituyó la antigua verja de la Basílica, ahora instalada en la calle la Abadía y plaza Santo Martino, por las conocidas cadenas y se retiró el monumento a los caídos levantado en 1952. En su lugar se levantó la “columna trajana”, obra realizada por encargo de la Dirección General de Arquitectura.

Su inauguración, prevista para el 10 de junio, hubo de retrasarse unos días. La resaca francesa del “mayo del 68”, llegó a León y algunos jóvenes revolucionarios realizaron pintadas reivindicativas en el monumento e instalaron una bandera comunista en lo alto.

Este suceso motivó que hasta los días 15 y 16 de junio no pudieron celebrarse los actos de homenaje a la Legio VII Gemina. Con la visita del ministro de Educación y Ciencia en representación del Jefe del Estado, y las autoridades civiles y militares en pleno, el domingo 16, tras la misa de rigor, se celebró el acto público ante el monumento. Se bendijo por del obispo Almarcha, se realizaron los oportunos discursos y se entregaron mutuos regalos y recuerdos a los asistentes y al representante de la ciudad de Roma. Como no, asistieron varios pendones y los indispensables bailes regionales llenaron la plaza.


CB Regionales


Águila romana.
- Busto Servio Sulpicio Galba.
- Legión con sus águilas.
- Homenaje a la Legio VII Gemina 2006.
- “Colunma trajana”, actualmente.
- Invención del orden corintio (fragmento). Johann C. Reinhart.
- Columna de Focas.
- 1968. XIX aniversario de la Legio VII Gemina (Tierras de León).
SELLO PARA FIRMA ARTÍCULO minimizado 22

8 comentarios:

Monica CL dijo...

Impecable y rigurosa entrada. Un placer leerte. Saludos.

fonsado dijo...

Es nuestro pequeño homenaje. Gracias Marta.
Saludos

Mara dijo...

Me ha encantado la leyenda por la que Calímaco creó el capitel corintio. Desde luego debería ser una celebración más sonada. Un saludo.

fonsado dijo...

Mara: Hay algunas más. Esta es la más curiosa.
Ver en el periódico la "celebración" y el "desfile" da ... ¿pena?
Saludos

María dijo...

Tan cierto todo lo que comentas... la dejadez, la falta de ideas,.... es muy difícil mostrar todo cuanto tenemos y somos capaces de hacer, pues los "protagonismos" y los "egos" lo eclipsan todo.
Un abrazo Fonsado!

América dijo...

Excelente trabajo de difusión,fiel a tu estilo,riguroso y documentado.
Un abrazo.

fonsado dijo...

María: En este caso, más bien lo segundo.
Gracias y un abrazo.

fonsado dijo...

América: Gracias América.
Otro abrazo para ti.