domingo, 11 de diciembre de 2016

Loteria de Navidad: el retablo Alfa y Omega


“NAVIDAD”
Nacimiento flamenco. Anónimo.
Siglo XV. Retablo de madera policromada.
Catedral Santa María. León.

Este es el texto que figura bajo la imagen que se muestra a la izquierda en la Lotería de Navidad de 2016. Junto a las cinco cifras de la “suerte”, aparece en los décimos una ilustración que, desde hace unos años, suele ser representativa de la Navidad. Este año se incorpora la reproducción de un pequeño grupo escultórico realizado en el siglo XV en madera de nogal, que se encuentra en una de las capillas de la girola de la Catedral de Santa María de León y que escenifica el misterio de la Natividad de Cristo.

loteria_navidad_1973Es desde el sorteo navideño de 1974 cuando la imagen de los décimos de lotería se desplaza definitivamente a la izquierda y, unos años más tarde en 1986 se incorporan las representaciones de “Nacimientos”, que llegan hasta la actualidad. Con anterioridad se mezclaban todo tipo de imágenes y iconografías, tanto religiosas como civiles o deportivas, por ejemplo el campo de fútbol de la Romareda, la Huida a Egipto, homenaje al tenis, monumentos de España, etc.… Algunos resultan tan peregrinos como el sorteo correspondiente al año 1969, cuyo décimo contenía un dibujo de celebración navideña con el texto: “Por Nadal cada oveja a su corral”.

loteria_navidad_1976Esta es la tercera vez que León aparece indirectamente en los décimos de la Lotería de Navidad. La primera fue en 1973, año en el que se mostraba como fondo del décimo la portada del Santuario de la Virgen del Camino, con las conocidas esculturas de José María Subirachs. En 1976 los décimos exponían, ya a la izquierda, un dibujo del “Anuncio a los Pastores”, detalle de las célebres pinturas románicas del Panteón Real de San Isidoro.

Este año la imagen corresponde a un pequeño retablo flamenco que ocupa la capilla del Nacimiento de la Catedral. En la girola de la Catedral de Santa María de León, al lado del Evangelio, se encuentra la capilla del Nacimiento. El origen de este oratorio data de mediados del siglo XIII, donde en uno de los paños está el sepulcro del obispo Arnaldo, fallecido en 1253. Se supone que, en un principio, la capilla estuvo dedicada a San Ildefonso y San Pedro, santos que aparecen representados en las vidrieras de la propia capilla; pero es a mediados del s. XV cuando el obispo leonés Pedro Cabeza de Vaca “funda” la capilla del Nacimiento, donde se situó el retablo de la Natividad, también llamado el “retablo de Alfa y Omega”.

Alfa y omega

Ésta denominación es debida a una de las particularidades de este conjunto que mide dos metros de ancho y unos centímetros más de alto, y que está formado por dos cuerpos unidos por el centro. En la parte izquierda se distingue perfectamente la letra alfa y en la derecha, un poco menos identificable, la letra omega. Son la primera y la última letra del alfabeto griego, el primero y el último, el principio y el fin, es la simbología tradicional de Dios que de esta manera afirma el poder y la deidad.

Alfa y Omega 2Estas letras griegas están situadas sobre la “techumbre” del establo, bajo la cual se representa la escena central: la Natividad y Adoración de la Virgen y San José a Jesús recién nacido, escena en la que no falta la mula y el buey. Sobre el tejado se desarrolla otro suceso en una exposición muy saturada: sobre un paisaje abrupto y rocoso, tres pastores que miran al cielo cubiertos con tabardos y capuchas, reciben el Anuncio del ángel (que no existe). El rebaño de cabras y ovejas ramonea por la montaña, en donde también se aprecian dos perros y varios robles. En lo más alto, la ciudad de Jerusalén representada por castillos y palacios.

Capturar-4

San José y la Virgen figuran en primer plano arrodillados y adorando al Niño desnudo, que se muestra recostado sobre un cojín y el extremo del manto de su Madre. Un San José calvo, con barba y entrado en años, viste túnica bajo loba, mientras sostiene un bastón. María, con las manos cruzadas sobre el pecho, se nos muestra de perfil, mientras contempla al Niño con gesto arrobado. Viste túnica que cubre con un amplio manto y un velo sobre la cabeza, que resguarda en parte su larga y ondulada melena.

Capturar-6
Capturar-3



















En la parte derecha del establo, que ofrece aspecto de ruina con cubierta muy inclinada en la que afloran varios ventanucos, asoma la mula y el buey que, de frente al espectador, muestran fisonomías naturalistas y formas proporcionadas.

Alfa y Omega 3Ejecutada en el s. XV con claro estilo flamenco, no existen datos sobre el autor de esta pequeña obra, si bien pudiera ser Juan de Malinas o Copín de Holanda, artistas y promotores de la sillería del coro de la Catedral obra exquisita realizada también en madera de nogal y en la misma época.

El conjunto escultórico debió de estar integrado originalmente en una caja que no se conserva. Consta de ocho bloques de madera, cuatro en la Adoración y otros cuatro en la Anunciación, que se ensamblan entre ellos, y a los se les han añadido fragmentos o piezas sueltas que no parecen corresponder con la obra Capturar-2original. Se han perdido también algunos volúmenes, como el ángel anunciador, los pies del Niño, fragmentos de arquitectura, etc. Asimismo, la policromía no es la que inicialmente presentaba, según se comprueba en numerosos puntos: manto de la Virgen, túnica de San José, encarnaciones, etc.

En definitiva, se trata de un pequeño conjunto escultórico de máximo interés, que muestra un fuerte realismo debido a los múltiples detalles, además de revelar la indumentaria de la época. Una bella obra.

El retablo, que contiene una fuerza expresividad impresionante, se puede contemplar, como se ha dicho, en la capilla de la Anunciación de la girola de la Catedral de Santa María de León, en el lado del Evangelio. Un buen momento para disfrutarlo y llevar hasta allí nuestro décimo de la lotería navideña. Quién sabe …




No hay comentarios: