sábado, 29 de diciembre de 2018

EL BUEY Y LA MULA


A estas alturas de la Navidad es seguro que la mayoría de nosotros tendremos instalado en nuestra casa "el Nacimiento", o hemos visitado algunos de los Belenes más interesantes cercanos a nuestro domicilio, donde, sin duda, no faltarán las figuras del buey y la mula.


Estos dos “personajes” no aparecen en ninguno de los cuatro Evangelios canónicos. Dos de esos textos, los escritos por Lucas y Mateo, hablan del nacimiento de Jesús, pero no existe ninguna referencia a un buey y una mula en el lugar del alumbramiento. ¿De dónde viene entonces la tradición de colocar al lado del pesebre estos dos animales?

sveti-Franjo_Greccio

La primera referencia de la presencia en el portal de Belén de una mula y un buey, se encuentra en un texto del siglo VI-VII, conocido como el evangelio Pseudo-Mateo, considerado por la Iglesia como evangelio apócrifo y que trata sobre la infancia de Jesús. En su capítulo 14 dice textualmente lo siguiente:

“Tres días después de nacer el señor, salió María de la gruta y se aposentó en un establo. Allí reclinó al niño en un pesebre y el buey y el asno le adoraron. Entonces se cumplió lo que había sido anunciado por el profeta Isaías: -El buey conoció a su amo y el asno el pesebre de su señor-. Y hasta los mismos animales entre los que se encontraba le adoraban sin cesar. En lo cual tuvo cumplimiento Benedicto XVIlo que había predicho el profeta Habacuc: -Te darás a conocer en medio de dos animales-. En este mismo lugar permanecieron José y María con el niño durante tres días”.

También el profeta Isaías en 1,2-3 menciona:

“Oíd, cielos; escucha, tierra, que habla Yahvé: «Hijos crié y saqué adelante, y ellos se rebelaron contra mí. Conoce el buey a su dueño y el asno el pesebre de su amo. Pero Israel no conoce, mi pueblo no entiende.»”

Benedicto XVI en su libro La Infancia de Jesús, hace clara alusión a la inexistencia de información en los Evangelios de la presencia en el portal de Belén de una mula y un buey. Sin embargo, señala, que no es extraño pensar que dichos animales pudiesen encontrarse ya que es en un establo donde habitualmente éstos se refugian y alimentan.

Natividad

No es de extrañar entonces, que de ocurrir el nacimiento en un establo, se encontraran estos dos animales en el mismo contribuyendo a ambientar el lugar del alumbramiento de María y muy directamente a dar calor al cuerpo del recién nacido, como reflejan muchas de las pinturas en las que, incluso, están tan cercanos al Niño que se nota como transmiten su aliento. Así ocurre en la Natividad de Guido de Siena (s. XIII, Museo del Louvre). Así todo, son considerables las representaciones en las que la mula y el buey se encuentran, prácticamente, asomadas al pesebre donde se halla Jesús.

Gerard_David_-_Triptych_with_the_Nativity_-_WGA06016

Natividad por Luca Giordano

e1eb7965f953fff6da46d8f7b98970e5

Sin embargo, existen representaciones pictóricas en las que la mula, animal considerado testarudo por excelencia y que es considerado símbolo del pueblo de Israel, no aparece o se sitúa en segundo plano negando su aliento y calor al Niño. En cambio, el buey, de condición apacible y mansa, personifica a la Iglesia, apareciendo más cerca del recién nacido y en ocasiones solo.

Por último, destacar que las figuras de la mula y el buey en las antiguas representaciones belenísticas, son anteriores a la presencia de la Virgen y San José, siendo éste el último en incorporarse al "misterio".

Feliz Año Nuevo !!!!

Video: VILLANCICO ALTOZANO + CAFÉ QUIJANO 2017


- Detalle del Frontal del altar Aviá.
- Frontal del altar de Aviá.
- Pintura Santuario de Greccio. Lugar del Primer Belén Franciscano.
- Benedicto XVI.
- Natividad. Guido de Siena.
- Natividad. Gerard David. 
- Natividad. Lucas Jordan.
- Adoración de los Pastores. Murillo




domingo, 23 de diciembre de 2018

FELIZ NAVIDAD !!!!



«El pequeño tamborilero», conocido en Latinoamérica como «El niño del tambor», en Colombia como «El tamborilero», es una canción de Navidad popular épica, cuya letra relata la historia imaginaria de un niño que se gana la vida con un tambor y que, no teniendo nada con que obsequiar al neonato Mesías en la Nochebuena, decide darle una serenata con su instrumento como prueba de amor, hecho ante el cual el Recién Nacido le mira y le sonríe dándole a entender que ha comprendido la intención.

Como el célebre «Noche de paz», «El pequeño tamborilero» es actualmente uno de los villancicos (como canción navideña, no según la fórmula poética tradicional española) más populares e interpretados de Occidente, siendo sus letras más conocidas las escritas en inglés y en castellano.

Hasta el momento, la noticia probada de atribución de autoría más antigua que se tiene de «El pequeño tamborilero» data de 1941, cuando la pianista Katherine Kennicott Davis (1892-1980), natural de St. Joseph (Missouri), manuscribe la canción, titulándola Carol of the Drum («Villancico del tambor») se dice que transcrita de un supuesto original checo, del que adapta libremente la letra al inglés y la publica bajo el seudónimo de C.R.W. Robertson. A partir de 1955, la canción adquirió cierta popularidad después de que la célebre Familia Trapp grabase una versión, y se publicaran hojas volantes para divulgar su letra y música. Sin embargo, la música y letra final en inglés se atribuyen tanto a Katherine Davis como a Henry Onorati y Harry Simeone. En lengua española fue sobre todo popularizado por el cantante Raphael en la década de 1960.

El tema argumental de la canción tiene su antecedente en una ópera que Jules Massenet compuso en 1902, y que a su vez recoge la trama de un cuento de Anatole France en el que recrea una leyenda francesa del siglo XII titulada Le Jongleur de Notre Dame (El juglar de Nuestra Señora). Tal leyenda narra cómo un juglar entona su canto ante una estatua de la Virgen María y ésta le sonríe o le arroja una rosa, según las diferentes versiones de la historia. Musicalmente hablando, también parecen reforzar la teoría de la melodía checa (o, al menos, ajena a la pluma de la propia Katherine K. Davis), ya que, como algunos musicólogos han puesto de relieve, la melodía se basa en compases de los llamados de "amalgama", o mezclas de tempo, en este caso ternario y binario, que permitan "frasear" perfectamente el texto y la música, cuestión ésta que la pianista ignoró al transcribir su versión, sin duda porque la escritura de una canción en estas condiciones para adaptar la prosodia de la letra impuesta a la melodía, excedía las posibilidades de su técnica (es decir, que en la práctica cantada hay que forzar la prosodia para que encaje con la melodía, o viceversa, con respecto a lo que aparece escrito, lo cual no debería darse de haber sido ambas concebidas para formar una unidad; este hecho suele escapar al oído profano en la materia, pero no al del compositor o el poeta profesionales). Esto es observable en el manuscrito original de la autora.

(Texto WIKIPEDIA)

             for KING & COUNTRY - Little Drummer Boy (Rewrapped Music Video) 



sábado, 8 de diciembre de 2018

La Inmaculada y el Milagro de Empel

.

Video: "Los Tercios, el Milagro de Empel". MetalZ


viernes, 7 de diciembre de 2018

La Inmaculada Concepción y España


esp36Ab










En la sucesión de monumentos que flanquean la conocida Plaza de España de Roma, hay que añadir la Columna de la Inmaculada Concepción instalada frente al Palacio de la Embajada de España. 


Pio IX
Cuando el 8 de diciembre de 1854 el papa Pío IX proclamó el Dogma de la Inmaculada Concepción, se pensó que no había lugar más apropiado en Roma para levantar un monumento que la Plaza de España, ya que era la nación en la que esta devoción se encontraba ya profundamente arraigada.

El 8 de diciembre de 1857, Pio IX desde unos de los balcones de la embajada española, bendijo el monumento que se había erigido frente a ella, realizado por el arquitecto Poleti, con una imagen de la Inmaculada fundida en bronce y sobre una columna de mármol de Corinto de origen romano, conocido por su color como “el cebollino”, que había sido hallada en 1778 en el Campo de Marte. 

Cada 8 de diciembre, el Palacio de España engalana sus balcones y ventanas para celebrar la ofrenda florar a la Inmaculada Concepción, a la que puntualmente acude todos los años el Papa.

Anónimo holandes

La embajada de España se encuentra en el antiguo Palacio Monaldeschi adquirido en 1647 y rehabilitado posteriormente por el arquitecto Francisco Borromini, siendo conocido actualmente como Palacio de España. Borromini realiza un espléndido trabajo diseñando la ampliación del palacio y trazando el vestíbulo y la fantástica escalera principal que conocemos por la multitud de reportajes.

Comentar que el Embajador de España desempeña también el cargo de Gobernador de las "Obras Pías de los Establecimientos Españoles en Italia", una institución vinculada a la Iglesia que administra en Roma y Palermo (Sicilia) los bienes fruto de donaciones de españoles para construir albergues, asilos, hospitales y sepulturas para los peregrinos.

Resultado de imagen de ofrenda flores papa francisco a la inmaculada


- Monumento a la Inmaculada Concepción frente el Palacio de España.
- Pio IX.
Festa per la nascita dell’Infante Don Carlo”, realizada en 1662 por autor anónimo.
- Papa Francisco el 8 de diciembre.