domingo, 1 de junio de 2008

El Natalicio de las Águilas (IIII idus iunias / 10 de junio del 68 dC)

Circunstancia inusual resulta conocer la fecha oficial de la fundación de una legión romana: la Legio VII Gemina. Unas inscripciones procedentes de la localidad de Villalís, población que se encuentra a 60 km. al suroeste de la capital leonesa, fechadas en los años 163 y 184 dC. y que se encontraban incrustadas en su iglesia parroquial, conmemoran en su texto el Natalicio de las Águilas”, el "ob natalem aquilae", la entrega de las enseñas militares a la nueva legión. El suceso, ocurrido en la ciudad de Clunia (Burgos), cuartel general del gobernador de Hispania Tarraconensis, Servio Sulpicio Galba, tuvo lugar el IIII idus iunias, el 10 de junio del 68 dC., hace ahora 1940 años.



A la izquierda, inscripción procedente de Villalís de fecha 10 de junio del año 163, en la que se celebra el aniversario del nacimiento de la legión VII Gémina. A la derecha, otra lápida de la misma localidad, ésta del año 184, donde figura la fecha de 10 de junio del año 68, como el día que se entregan las águilas a la nueva legión.







La Legio VII, en aquel momento con el sobrenombre de Galbiana y formada íntegramente con legionarios hispanos, se levanta en armas contra Nerón, y a las órdenes de Galba marcha sobre Roma en el año 68, consiguiendo imponer, aunque efímeramente, a su general como emperador del Imperio.

La creación de la Legio VII, no debe confundirse con la fundación de la ciudad de León. El asentamiento debe su origen a otra fuerza militar, la Legio VI Victrix, que con posterioridad a las campañas contra los territorios norteños, será la fuerza militar romana que se instalará primero en el solar leonés. Tanto el campamento de la VI Victrix, como el posterior de la VII Gemina, tendrá un objetivo económico (control de la minería del oro), pero también cultural y de protección y construcción de obras publicas, con el fin de integrar y consolidar la zona noroeste de la Península como un verdadero territorio o provincia de Roma. La auténtica ciudad civil surgirá tras la desaparición de las fuerzas romanas en el s. IV-V, cuando la población que reside a extramuros del campamento, ocupe el espacio interior de la muralla.

Con enorme esfuerzo y hasta el año 2006, se vino impulsado desde la directiva de una asociación leonesa, la divulgación de este inusitado acontecimiento histórico, implicando lentamente y con gran esfuerzo a las instituciones locales. Durante el mes de junio de 2005 y 2006, se contó con la colaboración del grupo de reconstrucción histórica “Legio VIII Hispana”, que realizó diversas actividades por la ciudad, todas ellas ligadas a la actividad militar romana, instalando en el Jardín del Cid un campamento militar, realizando demostraciones de ejercicios militares y mostrando la vida cotidiana en los acantonamientos romanos. Del mismo modo, tuvo lugar una brillante exposición bajo el título de ARMAMENTARIUM, muestra sobre el equipamiento militar romano, e importantes ciclos de conferencias.

Por primera vez en esta conmemoración, se efectuó un homenaje a los legionarios de la Legio VII, depositando una corona de laurel en la columna Trajana. Este acto, tuvo como acompañantes a los miembros de la Legio VIIII Hispana, y contó con la presencia de autoridades, promotores y, en representación militar, el general de Brigada y Jefe del Regimiento de Artillería de Campaña nº 63 (MACA) de la Base Militar Conde de Gazola en el Ferral, Tomás Rivera.

Como hecho destacado, durante la celebración del Natalicio y teniendo por testigo y escolta un contubernia de legionarios romanos, se firmó en el Salón de Comisiones del Excmo. Ayuntamiento de León por parte del ex alcalde, Mario Amilivia y el Consejero de Fomento, Antonio Silván, el compromiso en virtud del cual la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento destinarían más de 7 millones de euros para la puesta en marcha del proyecto de acondicionamiento de los restos romanos de la ciudad, y el desarrollo de las infraestructuras necesarias que vertebrarán la Ruta romana, acuerdo que, hasta el momento, no ha dado los frutos que todos esperábamos.

Ante el patente fracaso del proyecto, un reciente artículo de la periodista Cristina Fanjul en el Diario de León, hace mención a un nuevo plan entre el Ayuntamiento leonés y La Junta de Castilla y León para fomentar los restos romanos, que deja fuera al anterior director científico del proyecto, el profesor de la Complutense, D. Ángel Morillo, considerado como uno de los más destacados expertos, si no el mejor, en los hallazgos leoneses, y que también prescinde, en principio, de otro de los pilares básicos en el conocimiento del León romano, como es el arqueólogo municipal, D. Victorino García Marcos.

En cuanto a la celebración del Natalicio de las Águilas, la ausencia durante estos dos últimos años de los que fueron principales promotores de la conmemoración, ha supuesto que, tanto instituciones como continuadores de aquellos, hayan languidecido en sus actividades y propuestas, logrando que la celebración del pasado año fuera inexistente y que en éste tímidamente se repitan otras actividades de años anteriores, sin iniciativas imaginativas ni renovadoras.

El Natalicio, una celebración de casi 2000 años, y la denominada Ruta Romana, muestra arqueológica de los restos romanos de la ciudad, duermen un año más a la espera de la reacción, por un lado, de inoperantes interesados y, por otro, de caprichos e intereses políticos. Así nos va.


5 comentarios:

R.Chao dijo...

No sé si conoces la "versión Legio VII" que hice de ese mismo fotograma de Roma
http://corazonleon.blogspot.com/2006/05/una-imagen-de-la-legio-vii.html

fonsado dijo...

La he visto y la he puesto (con tu permiso). ¡Toda una composición! Saludos

Leodegundia dijo...

Muy interesante la explicación que das y siento que por esas luchas políticas y por intereses que nada tienen que ver con el tema cosas tan interesantes como la ruta romana no se promocionen como merece.
Un saludo

Susana dijo...

Pobre, insípido, gris, soporífero natalicio 2008. Lo que la naturaleza no da...

Toño dijo...

Qué bien lo cuentas, Fonsado: claro y sencillo, sin olvidar nada importante. Espero que este cuidadísimo blog se convierta en un referente sobre el patrimonio histórico leonés.
La asociación que en su día tuvo la idea de celebrar estos hechos es una sombra de lo que fue,no hay más que hojear la prensa local y echar un vistazo a su web, absolutamente convencional, aburrida, sin propuestas imaginativas, que es lo que más falta nos hace.
Desconozco por qué no están Morillo ni Victorino en ese proyecto de colaboración, pero creo que algo tiene que ver con su ausencia la responsable de patrimonio del Ayuntamiento, fiel reflejo de estos tiempos de mediocridad por los que nos toca pasar.